Lo más visto

Más de El Salvador

Atacados tenían poco de trabajar en finca

La policía encontró otro cadáver en la zona de la masacre y se sospecha que es de uno de los delincuentes.

Enlace copiado
Masacre.  Preliminarmente se informó que un grupo de 20 sujetos llegó a donde estaban los trabajadores y los asesinaron con armas de fuego y blanca. Víctimas laboraban en la finca San Antonio I, del cantón Libertad.

Masacre. Preliminarmente se informó que un grupo de 20 sujetos llegó a donde estaban los trabajadores y los asesinaron con armas de fuego y blanca. Víctimas laboraban en la finca San Antonio I, del cantón Libertad.

Enlace copiado

Familiares de los tres hombres que fueron asesinados el martes por la tarde en el cantón Libertad, del municipio de Chalchuapa, en Santa Ana, manifestaron ayer que tenían unas tres semanas de haber llegado a una finca de la zona para trabajar como cargadores de sacos de café.

Las víctimas del triple homicidio fueron identificadas como Julio César Rodríguez, de 31 años; Jesús Eduardo Santos, de 23; y Miguel Ángel Ruiz, de 31. Los dos últimos eran cuñados, explicaron algunos familiares.

"Ellos tenían pocos días de haber comenzado a trabajar en la finca. Jesús Eduardo era motorista y junto a su cuñado Miguel Ángel se habían ido a la finca para transportar el café. De paso se llevaron a un amigo de ellos que es Julio César", comentó uno de los parientes, quien agregó que los atacados eran residentes en el caserío Cruz Verde, del cantón Izcaquilillo, en Atiquizaya, Ahuachapán.

El jefe de la PNC de Santa Ana, Hugo Bonilla, expresó que ninguno de los fallecidos estaba vinculado a pandillas; sin embargo, no descartó que una disputa de territorios entre grupos terroristas provocara el triple asesinato.

La necesidad de llevar el aporte económico a sus hogares, para la compra de alimentos, obligaba a los tres hombres a viajar a otros lugares, expresaron familiares.

Informó que momentos después de cometido el triple crimen un equipo de la UTEP-Jaguares se enfrentó a tiros con supuestos delincuentes que participaron en las muertes de los hombres.

Bonilla explicó que en el lugar fueron hallados un fusil M-16, una escopeta calibre 12 milímetros y un arma cortopunzante (corvo), con los que se supone cometieron la masacre.

Mientras se realizaba la inspección fue encontrado, a una corta distancia de la escena principal, el cadáver de un joven que no fue identificado, pero del que la policía sospecha participó en el triple homicidio y resultó lesionado en el tiroteo con las fuerzas especiales. Hasta el cierre de esta nota no se reportaban capturas.

Tags:

Lee también

Comentarios