Atenciones en la PGR han incrementado 70 % desde 2010

Los diputados crean cada año nuevas leyes que les competen, pero no les dan presupuesto para cumplirlas.
Enlace copiado
Más personal. La mayor necesidad de la Procuraduría General de la República es la contratación de más personal para sus 17 oficinas en todo el país.

Más personal. La mayor necesidad de la Procuraduría General de la República es la contratación de más personal para sus 17 oficinas en todo el país.

Enlace copiado

Año con año, el porcentaje de atenciones en cada unidad de la Procuraduría General de la República (PGR) crece un 10%. En ese sentido, la procuradora general, Sonia Elizabeth de Madriz, estima que desde que asumió las riendas de dicho ente estatal, en 2010, las atenciones se han incrementado en 70%, pero no así el presupuesto.

Según la última memoria de labores institucional, que recoge los datos de los meses comprendidos entre junio de 2016 y mayo de 2017, la PGR brindó 207,804 atenciones: 115, 390 en la Unidad de Defensa de la Familia, Niñez y Adolescencia; 37,574 en la Unidad de Defensa Pública Penal; y 21,680 en la Unidad de Derechos Reales y Personales; las tres con mayor demanda de sus ocho unidades.

“La Procuraduría debe dar  asistencia en sus ocho  áreas en idénticas circunstancias en todas las procuradurías del país, porque, si no, estamos violando el principio de igualdad”. 

A juicio de De Madriz, el alza no significa necesariamente que ha crecido la paternidad irresponsable o la violencia contra las mujeres, aunque tampoco lo descarta, pero sí lo asocia con la credibilidad que ha ganado la institución.

El problema, destaca, es que no alcanza el presupuesto: “Nosotros encontramos para 2010 un presupuesto de $18.9 millones, y para 2018 tenemos un presupuesto de $26.9 millones. Cualquiera diría que sí ha habido un aumento, pero todo ese dinero, si nos vamos al análisis de las cifras, comparándolas con todas las necesidades, es insuficiente porque cada vez hay más y más leyes aprobadas”, señaló.

De acuerdo con la funcionaria, la Procuraduría se ve envuelta año tras año en un círculo vicioso que empieza en septiembre, el mes a partir del cual empiezan a atrasarse con los pagos, por ejemplo, de los arrendamientos.

“La mujer de Morazán es tan importante como la de San Salvador; no podemos no ofrecer un servicio en algunas procuradurías, pero necesitamos más recurso humano”. 
Sonia de Madriz, procuradora general de la república

A escala nacional, hay una procuraduría auxiliar por cada departamento; con dos en la periferia, en Soyapango y Apopa; y una en Metapán (Santa Ana), para completar 17. Cada una cuenta con ocho unidades de atención, y arrendar las edificaciones en las que funcionan cuesta poco menos de $325,000 anuales.

La procuradora trae a cuenta que durante este tiempo fueron aprobadas reformas al Código Procesal Penal para que las audiencias ocurrieran “menos espaciadas”, por lo que hay necesidad de contratar más defensores públicos; la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia (LEPINA); la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV); la Ley de Igualdad y Equidad (LIE); la Ley de Convivencia Ciudadana ; la Ley Especial de Adopciones; “y todo eso implica que la Procuraduría tiene más responsabilidades, más necesidad de recurso humano, pero no ha venido la cantidad que nosotros hemos propuesto que necesitamos”, advirtió la titular de la Procuraduría.

En 2011, la PGR solicitó un refuerzo presupuestario de $812,000, y recibió $325,000. En 2012, pidió $870,000 y recibió $318,000. En 2013, solicitó $903,000 y le aprobaron $521,000. En 2014, pidió $1.4 millones y le desembolsaron $835,000. En 2015, solicitó $2.2 millones y solo le dieron $440,000. Para 2016 pidió un refuerzo presupuestario de $1.3 millones, y le entregaron medio millón de dólares y luego se lo quitaron.


9,028
 casos de violencia intrafamiliar atendió la PGR entre enero de  2012 y septiembre de 2017.

8,807
 casos atendió la unidad de Mediación y Conciliación de la PGR entre junio de 2016 y mayo de 2017.

$23.7
 millones es el monto presupuestado por la Procuraduría para pagar las remuneraciones de 2018.

100
 plazas nuevas han sido creadas en total en la Procuraduría para sus ocho unidades, desde 2010.

Lee también

Comentarios

Newsletter