Lo más visto

Atienden a niños con pie equinovaro

Pacientes con malformación tienen cita los jueves en el hospital de Sonsonate. El Programa es apoyado por On His Path.
Enlace copiado
Sin cita.  Las personas con pie equinovaro pueden llegar al Hospital Jorge Mazzini, los jueves de 7 de la mañana en adelante, y pidan hablar con el doctor Valdez.

Sin cita. Las personas con pie equinovaro pueden llegar al Hospital Jorge Mazzini, los jueves de 7 de la mañana en adelante, y pidan hablar con el doctor Valdez.

Atienden a niños con pie equinovaro

Atienden a niños con pie equinovaro

Enlace copiado
Decenas de niños que nacieron con malformación en sus extremidades inferiores están siendo beneficiados a través de un programa apoyado por una organización no gubernamental (ONG) de Estados Unidos, para atender a pacientes en el Hospital Jorge Mazzini de Sonsonate.

El programa, que se desarrolla desde hace varios meses, recibe la cooperación de la ONG On His Path (En su camino), que busca devolver la ilusión a los niños que nacieron con alguna deformación en los pies, pudiendo volver a caminar después de varios años de tratamiento.

El programa de pie equinovaro es atendido por el ortopeda Ernesto Valdez y un grupo de especialistas que se dedican a asistir a niños, jóvenes y adultos con este problema.

De acuerdo con la consejera del programa, Cecilia Cano, On His Path tiene su sede en Iowa, Estados Unidos, y desde hace cinco años está contribuyendo con los pacientes sonsonatecos.

Sin embargo, aunque ya tiene algunos años de desarrollarse en el hospital de Sonsonate, muchas personas cuyos hijos nacen con pie equinovaro desconocen y buscan atención en hospitales públicos de San Salvador.

Según Cano, en la actualidad se atiende a unos 35 pacientes de los departamentos de Sonsonate y Ahuachapán, el tratamiento puede durar aproximadamente cinco años.

Los pacientes tienen desde meses de edad hasta 35 años, en cuanto menor es la edad las mejoras son más satisfactorias, según los especialistas.

En el caso de los niños que nacen con este problema son sometidos a un tratamiento de colocación de yeso, que se cambia en un tiempo estipulado por los especialistas que verifican avances en el tratamiento.

Al pasar el tiempo de tratamiento a algunos pacientes les prestan unos zapatos especiales para su condición y con ello comienzan sus primeros pasos bajo supervisión del ortopeda.

Brando Adonías Jiménez es un niño de cinco meses originario del cantón Cara Sucia, en San Francisco Menéndez (Ahuachapán), y nació con problemas de malformación en sus dos pies.

Su madre Sara Mendoza conoció del programa y después de días de nacido llevó a su hijo a comenzar el tratamiento. Actualmente tiene yeso en sus dos pies y esperan completarlo en unos meses.

Tags:

Lee también

Comentarios