Lo más visto

Más de El Salvador

Atlacatl advierte sobre falsa cura para el VIH

Atlacatl pide a las autoridades aplicar la ley por ofrecer propagandas curativos
Enlace copiado
Enlace copiado
La Asociación Atlacatl Vivo Positivo, organización que trabaja porque se respeten los derechos de las personas con VIH, advirtió a los salvadoreños que no se dejen engañar por personas que ofrecen productos medicinales que aseguran curar el VIH/sida.

Atlacatl denunció que el supuesto “medicamento milagroso” llamado En-Gadi, producido por Júpiter de Jabes, engaña a la gente al asegurar que fortalece las defensas, con lo que cura el VIH.

“Atenta contra la vida y genera efectos adversos a la salud”, asegura Atlacatl en un comunicado.

Consultado al respecto, el jefe de Infectología del Hospital Rosales, Rolando Cedillos, afirma que no hay mucho que decir, que esos productos “no tienen ninguna validez científica” y que el VIH no se cura, pero con un adecuado tratamiento se convierte en enfermedad crónica controlable.

Los productos Júpiter de Jabes se publicitan en carteles colocados en la parada de autobuses de la alameda Juan Pablo II, en San Salvador, en las cercanías del Ministerio de Gobernación.

También existe una página de la red social Facebook, donde se identifican como una empresa de medicina natural que se esfuerza por desarrollar la cura de enfermedades incurables. “Fortalece las defensas de tu organismo al máximo, normaliza el nivel de glóbulos rojos y blancos, los convierte inmunes al virus y elimina el SIDA al 100%. Valor $5”, es el mensaje plasmado en los anuncios.

Al concertar una cita telefónica al número 7439-4930, responde un hombre que se identifica como Salvador Portillo, quien explica que el producto es líquido, “bien sabroso de tomarlo” y que lo elabora con “plantas de las montañas”. Lo describe con sabor “agridulce”.

Agrillo, cuculmeca y coccionera son los ingredientes que detalla el frasco. El líquido es verde, con olor a grama recién cortada.

Para generar confianza en los potenciales compradores, Portillo se presenta como pastor evangélico de la iglesia Apóstoles y Profetas, y que tiene una iglesia en la comunidad La Cuchilla, San Salvador. Además, invita a su clínica naturista en la colonia Luz, lugar donde lleva cinco años vendiendo sus productos. Ha habilitado un cuarto de paredes blancas en la segunda planta de su vivienda, en la colonia Luz.

Un título de bachiller académico, opción Humanidades, una guitarra acústica y una mesa con productos adornan la habitación.

En el mismo sitio hay un cuarto cerrado donde exprime las hierbas que corta del jardín de su casa, luego las envasa y etiqueta los frascos para venderlos a $5 cada uno.

Al cuestionarlo sobre la carencia de registro sanitario y de base científica para ofrecer la cura de una enfermedad que la medicina mundial, por el momento, no ha descubierto, el hombre se defiende con el argumento que “para Dios no hay nada imposible”, pues ha curado a varias personas.

En un mensaje de texto de celular enviado después de la entrevista, Portillo reta a periodistas a buscar a 10 personas con VIH y se ofrece a regalarles la medicina hasta que sanen.

Consultado al respecto, Vicente Coto, director de Medicamentos, calificó el jarabe como un “medicamento ilegal”, pues ofrecen propiedades terapéuticas que no son posibles y que lo están haciendo en establecimientos no autorizados.

Coto pidió a la población que se abstenga de consumirlos porque puede ocasionarle daños, y a los fabricantes que se abstengan de venderlos. Mientras tanto, Portillo piensa en legalizar su empresa y se respalda mostrando diplomas de cursos recibidos en el Centro de Desarrollo de Microempresas.

Tags:

  • VIH/Sida
  • Atlacatl Vivo Positivo
  • En-Gadi
  • Hospital Rosales

Lee también

Comentarios