Loading...

Atol negrito, la bebida tradicional de los migueleños

La bebida también es conocida como atol rosado o shuco dulce. Está hecha a base de maíz negro, y hasta hace unos años era muy consumida.

Enlace copiado
Delicia.  Marilú Zelaya es una de las pocas vendedoras de atol negrito que aún quedan en el municipio de Quelepa.

Delicia. Marilú Zelaya es una de las pocas vendedoras de atol negrito que aún quedan en el municipio de Quelepa.

Enlace copiado

Marilú Zelaya aprendió a hacer atol negrito de su abuela y esta a su vez conoció la receta de otras mujeres de la familia. Marilú vende el atol en su natal Quelepa. Según cuenta, la fórmula es la misma: fermentar maíz negro, sazonarlo con azúcar y cocinarlo con leña.

"El proceso es que se pone el maíz a ablandar con tiempo, de ahí se va al molino, se cuela y se prepara para ir a cocerlo. Hay que tener cuidado de que no se queme, por eso hay que moverlo constantemente mientras adquiere la consistencia adecuada" manifestó la migueleña.

Zelaya cuenta que el secreto para lograr el equilibrio perfecto entre los sabores ácido y dulce, que caracterizan al atol negrito, es fermentar la masa con la ayuda de una persona que tenga "la mano caliente".

"La técnica para dejarlo agriar es que lo revuelva una persona que tenga la mano caliente. Luego se deja reposar por 24 horas y ya está listo para cocinarlo", dice la mujer que se dedica a vender atol negrito, junto a su hija, Angeline Nicole.

Ella afirma que en su familia, todas las mujeres se han dedicado a la venta de esta bebida, y que la tradición inició con su bisabuela y se fue transmitiendo al resto de parientes, hasta llegar a ella, quien actualmente es la encargada de repartir el atol por todo el pueblo de Quelepa.

Tradición. Antes el atol negrito era servido a los clientes en guacales de morro, pero actualmente se vende en bolsas plásticas.

El atol negrito es una variante del atol shuco, con la diferencia que se le agrega azúcar, por lo que tiene un peculiar sabor agridulce. Esta bebida caliente, preparada a base de maíz, se consume en la zona oriental del país, sobre todo en los pueblos migueleños, donde lo prefieren por sobre otras bebidas.

Una de las amantes del atol negrito es la migueleña Wendy Cocar, quien dice que aprendió a tomar atol negrito cuando era una niña y ahora de adulta lo sigue degustando en el desayuno o como merienda de media mañana. Recuerda que hay quienes le ponen alguashte y lo acompañan con pan francés, mientras que otros lo prefieren solo.

Afirma que en su pueblo todavía hay varias personas que se dedican a preparar y vender esta bebida, pues es una costumbre que se ha heredado desde épocas ancestrales.

"Acá en el pueblo todavía hay unas cinco o seis vendedoras, de atol negrito que es muy tradicional de San Miguel. Es tradicional porque tiene un acidito muy especial", dice la migueleña.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • SanMiguel
  • atol
  • negrito
  • tradición

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines