Lo más visto

Más de El Salvador

Audiencia para 62 por casos de extorsión

Son acusados de exigir entre $20 y $200 de manera continuada a comerciantes y de obligar a varias familias a abandonar sus viviendas.
Enlace copiado
Audiencia para 62 por casos de extorsión

Audiencia para 62 por casos de extorsión

Enlace copiado

Bajo la clave Judas, un miembro de grupos terroristas que tenía presencia en el cantón Primavera, del municipio de Santa Ana, se ha convertido, a cambio de beneficios judiciales, en uno de los principales testigos de la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso judicial contra más de 80 miembros de esa estructura criminal que tenía atemorizados a los residentes de dicho cantón y sus alrededores.

Judas ha testificado en contra de sus excompañeros, con quienes delinquió y observó el cometimiento de ilícitos como homicidio, extorsión, venta de drogas, agrupaciones ilícitas, entre otros.

Así consta en la acusación que presentó la Fiscalía contra los imputados ante el Juzgado Especializado de Instrucción de Occidente, donde ayer fue instalada la audiencia inicial contra 62 reos presentes y una veintena más que ya están en prisión.

El testigo identificó a los miembros de la estructura a la que ingresó desde que era un adolescente, detallando la forma en que estaba organizada, señalando con nombre, apellido y apodos a los miembros, que eran sus jefes, cabecillas y operativos.

No le costó mucho identificarlos, teniendo en cuenta que en el cantón al que llegó a vivir con apenas siete años de edad creció rodeado con la mayoría de miembros del grupo delictivo, con quienes fueron compañeros en la escuela de la zona y, posteriormente, compañeros de crímenes en las calles de los caseríos y las colonias del cantón.

El testimonio de Judas ha sido clave para el desarrollo de las investigaciones que la Fiscalía, en conjunto con la Policía Nacional Civil (PNC), desarrolla desde hace varios meses para desarticular la estructura, que ahora enfrenta cargos por los delitos de extorsión agravada continuada, amenazas a la libre circulación y agrupaciones ilícitas.

En total son cuatro casos de extorsión agravada continuada los que deben enfrentar los procesados, en perjuicio de igual número de víctimas, todas comerciantes del cantón, a quienes, según las investigaciones y los relatos de Judas y las mismas víctimas, exigían cantidades de dinero que oscilaban entre los $20 y $200 de manera periódica.

Durante la audiencia, la fiscalía solicitó al juez Especializado que todos los imputados en el caso sean enviados a prisión, mientras el caso avance a la fase de instrucción.

Como pruebas adicionales, el ministerio público ha presentado actas policiales de entregas controladas del dinero exigido por el grupo criminal, en las que se ha identificado a los ahora detenidos.

Lee también

Comentarios