Audios en FGR confirmaban Privilegios a pandilleros

Unas 12 grabaciones de entrevistas realizadas en la Fiscalía General de la República ya involucraban a cuatro exfuncionarios de Seguridad, con el pago de beneficios durante la tregua para los pandilleros en prisión, sus familiares y los mediadores.
Enlace copiado
Citado.  El expresidente Mauricio Funes acudió ayer a la Fiscalía General de la República, para aportar al proceso del caso  los beneficios a las pandillas.

Citado. El expresidente Mauricio Funes acudió ayer a la Fiscalía General de la República, para aportar al proceso del caso los beneficios a las pandillas.

Obsoletas.  El armamento que las pandillas entregaron en varias ocasiones era viejo. En la foto, una de estos actos en presencia del ministro de Seguridad y del alcalde de Apopa, Elías Hernández.

Obsoletas. El armamento que las pandillas entregaron en varias ocasiones era viejo. En la foto, una de estos actos en presencia del ministro de Seguridad y del alcalde de Apopa, Elías Hernández.

Audios en FGR  confirmaban Privilegios a pandilleros

Audios en FGR confirmaban Privilegios a pandilleros

Enlace copiado
El 22 de enero de 2014, unas grabaciones de entrevistas hechas por la Fiscalía General de la República, en una investigación sobre la tregua entre pandillas, ya confirmaban los privilegios a pandilleros en algunos penales del país.

En ese entonces, dichos audios se filtraron de forma masiva a través de las redes sociales y pocos días más tarde, el fiscal Luis Martínez revelaba que estas grabaciones, realizadas a cuatro funcionarios del Gabinete de Seguridad, eran auténticas y que confirmaban que los pandilleros habían recibido algunos beneficios por parte del Gobierno

Los audios corresponden a entrevistas hechas al exviceministro de Seguridad Douglas Moreno, al exdirector de Centros Penales Nelson Rauda y al exinspector general de la Dirección General de Centros Penales Anílver Eduviges Rodríguez. También el ministro de la Defensa, David Munguía Payés, se escucha en los audios.

En las grabaciones se reseña el inicio de la tregua con el traslado de 30 cabecillas de pandillas del centro penal de máxima seguridad de Zacatecoluca a otros de menor seguridad, hasta las funciones de los llamados mediadores de la tregua, Raúl Mijango y monseñor Fabio Colindres.

El traslado de los cabecillas se llevó a cabo el 8 y 9 de marzo de 2012.

Ayer, el expresidente Mauricio Funes reveló que el traslado fue una decisión de su gobierno. Posteriormente, se registró un considerable descenso de los homicidios cometidos.

En el caso de la entrevista realizada al exviceministro Moreno, este manifestó: “Los movimientos de cabecillas de pandillas a distintos centros penitenciarios, así como el ingreso de los mediadores a las cárceles, solo podía ser avalado por el exministro de Seguridad Munguía Payés”.

Mediadores se movían a su antojo

En el contenido de los audios de las entrevistas a Moreno y al exdirector Rauda, ambos funcionarios coincidían en que los registros para los mediadores de la tregua al momento de ingresar a los penales se volvieron casi inexistentes.

Estas deferencias y falta de rigurosidad en los controles de seguridad de los penales eran parte de las medidas para facilitarles el ingreso y contacto con los miembros de pandillas.

Además, tanto a Mijango como a Colindres se les facilitó el uso de un vehículo propiedad del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública para movilizarse hacia las prisiones.

En otro de los audios de las entrevistas hechas por la Fiscalía se asegura que a Mijango se le encontró un teléfono celular.

Al ser consultado sobre la difusión de los audios, Mijango restó importancia y desacreditó la información que arrojaban los audios, al opinar que “debido a que estaban a punto de que se cerrara la campaña electoral para las elecciones presidenciales, el partido de oposición está preocupado por las encuestas que no le favorecen”.

En el caso de las grabaciones en las que se mencionaban los pagos y privilegios que se les dieron a los pandilleros y sus familiares, Munguía Payés dijo en ese entonces que “esas cosas no eran ciertas” y coincidió con Mijango, al agregar que “eran parte de la campaña electoral”.

Dinero, sexo y fiesta

En el caso del inspector Anílver Rodríguez, en uno de los audios los fiscales lo cuestionan sobre la emisión de varios cheques que salían a su nombre por cantidades que iban desde los $2,000 hasta los $5,000 y que supuestamente se le pagaban a Mijango y a familiares de los pandilleros.

En la grabación de su entrevista, Rodríguez respondía en ese entonces que había recibido una orden de Rauda, de firmar en un principio un cheque mensual por $2,500, cantidad que luego aumentó a $3,000.

Los últimos dos cheques que Rodríguez firmó fueron por $5,000, cuando Rodil Hernández ya fungía como director de Centros Penales.

En la entrevista, el funcionario aseguró que los mediadores tenían salarios. El dinero salía de la venta obtenida en las tiendas ubicadas en el interior de los centros penales. Rodríguez también endosaba cheques, con cantidades que oscilaban entre $1,800 y $2,000, que eran utilizados para “labores de inteligencia”.

Rodríguez también confirmó, en esa entrevista, que la Dirección General de Centros Penales autorizó el ingreso de mujeres al penal de La Esperanza (Mariona) para que estuvieran con los jefes de las pandillas. En al menos una ocasión, manifestó, tuvieron sexo con las visitantes.

Los pandilleros habían sido trasladados a Mariona provenientes de las cárceles de Ciudad Barrios y Cojutepeque.

Fue Rodríguez el que reveló que en septiembre de 2013 hubo una fiesta, con orquesta incluida, en el penal de Ciudad Barrios.

Lee también

Comentarios

Newsletter