Aumenta la violencia contra transportistas durante marzo

La PNC da cuenta de seis homicidios contra empleados del sector. El caso más reciente ocurrió ayer en la capital.
Enlace copiado
San Salvador Policías recolectan evidencias en el microbús de la ruta 52, conducido por Mauricio Ardón cuando este fue atacado a tiros en el sector del parque Centenario. El hombre murió cuando era llevado al hospital.

San Salvador Policías recolectan evidencias en el microbús de la ruta 52, conducido por Mauricio Ardón cuando este fue atacado a tiros en el sector del parque Centenario. El hombre murió cuando era llevado al hospital.

Aumenta la violencia contra transportistas durante marzo

Aumenta la violencia contra transportistas durante marzo

Enlace copiado
Los ataques armados contra empleados del transporte colectivo han aumentado durante este mes, según los reportes de la Policía Nacional Civil (PNC). El informe policial da cuenta de seis transportistas, entre conductores y cobradores, que han sido asesinados en lo que va de marzo.

El caso más reciente ocurrió ayer: el motorista de un microbús de la ruta 52 fue atacado a tiros mientras conducía la unidad MB-4-763 en la 12.ª avenida norte de San Salvador, en las inmediaciones del parque Centenario.

Testigos le contaron a la policía que un joven abordó la unidad e inmediatamente disparó contra Mauricio Benavides Ardón, de 25 años. El cobrador auxilió a su compañero de trabajo y lo condujo en el mismo microbús hasta la sede de la Cruz Roja Salvadoreña.

La entidad confirmó en un comunicado que atendió a Benavides Ardón en la clínica de emergencias por dos lesiones de arma de fuego: una en el cuello y otra en el tórax. “Los médicos de la clínica realizaron el proceso de primeros auxilios: estabilización e intubación. Luego lo trasladaron hacia el Hospital Rosales. Lamentablemente falleció antes de llegar”, dijo la institución de servicio.

Miembros de la Policía Técnica y Científica realizaron la inspección del microbús en la clínica de emergencias, donde quedó estacionado tras el tiroteo.

Los investigadores barajan la hipótesis de que el ataque esté relacionado con pandillas. Consideran, preliminarmente, que el móvil puede ser el cobro de la extorsión, pues recientemente también fue atacado a tiros el papá de crianza de Benavides Ardón.

Con el homicidio de ayer la PNC da cuenta de seis transportistas ultimados en este mes. Las investigaciones policiales de todos esos casos están orientadas a que los responsables han sido distintos grupos de pandillas pero con el mismo motivo: exigir con violencia el pago de la “renta”.

Dos días antes del ataque contra Benavides Ardón fue asesinado José Alberto Carpio, un cobrador de la ruta de buses 144-B, que recorre entre el cantón La Esperanza (San Pedro Perulapán) y el centro capitalino. Los investigadores creen que pandilleros que operan en ese cantón atacaron al hombre.

El viernes 20 de marzo Guillermo de Jesús Ramos Granadino, motorista de la ruta de buses 43, fue tiroteado en Ciudad Delgado. El hombre fue auxiliado por una patrulla policial pero falleció en el parqueo del Hospital Molina Martínez, en Soyapango.

La policía también vincula el ataque al accionar de las pandillas y al acoso que ejercen sobre los transportistas para obtener dinero a cambio de no agredirlos.

El 5 de marzo pasado un motorista y un cobrador de la ruta de buses 151 fueron asesinados en San José Villanueva, departamento de La Libertad. Las víctimas fueron identificadas como Nelson García Turcios, de 48 años, y Douglas Calderón, de 20. Ellos fueron tiroteados dentro de la unidad.

El gobierno anterior renunció a una estrategia de cuidar buses con agentes encubiertos al alegar falta de presupuesto. La presente administración no ha presentado un plan exclusivo para proteger a trabajadores ni usuarios dentro de buses y microbuses.

Tags:

  • transporte
  • violencia
  • inseguridad
  • homicidios
  • extorsion
  • pandillas

Lee también

Comentarios

Newsletter