Aumentan ataques hacia familiares de policías

En menos de 24 horas fueron asesinados tres familiares de policías. Mientras que el 29 de diciembre fue asesinado la esposa de un subinspector en Sonsonate. PNC dice que no tiene información sobre las amenazas.
Enlace copiado
Doble homicidioNancintepeque, Santa Ana El sobrino de una gente policial y otro joven fueron asesinados ayer mientras realizaban labores agrícolas. PNC atribuyó el ataque a pandillas.

Doble homicidioNancintepeque, Santa Ana El sobrino de una gente policial y otro joven fueron asesinados ayer mientras realizaban labores agrícolas. PNC atribuyó el ataque a pandillas.

Madre de policíaTenancingo, Cuscatlán  Blanca Hernández, madre de un agente de la PNC destacado en Suchitoto, Cuscatlán, fue asesinada el domingo por la noche en el interior de su vivienda en el cantón Hacienda Nueva. Según las investigaciones, varios hombres armados ingresaron a la vivienda y dispararon contra la mujer de 70 años de edad.

Madre de policíaTenancingo, Cuscatlán Blanca Hernández, madre de un agente de la PNC destacado en Suchitoto, Cuscatlán, fue asesinada el domingo por la noche en el interior de su vivienda en el cantón Hacienda Nueva. Según las investigaciones, varios hombres armados ingresaron a la vivienda y dispararon contra la mujer de 70 años de edad.

Aumentan ataques hacia familiares de  policías

Aumentan ataques hacia familiares de policías

Enlace copiado
La madre, el padre y el sobrino de agentes policiales fueron asesinados en las últimas horas. De acuerdo con el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Ramírez Landaverde, los casos son vistos como ataques a la corporación policial de parte de las pandillas.

El caso más reciente ocurrió en el cantón Nancintepeque, en el municipio Santa Ana. Erick Quilizapa y Omar Antonio Vásquez, de entre 17 y 19 años de edad, fueron atacados a balazos mientras realizaban labores agrícolas en una pepinera de la hacienda San Antonio de ese municipio.

Un oficial de la Policía solo se limitó a señalar que el joven asesinado Quilizapa “es sobrino de un agente de la corporación, pero no podemos informar más, solo que estaban haciendo tareas agrícolas y que fueron atacados. Parece ser por el accionar de las pandillas, pero ellos no estaban relacionados con estos grupos”, señaló.

Según informaciones, un grupo de varios hombres llegó a la zona separó del grupo de trabajadores agrícolas a los dos jóvenes, a quienes atacaron con arma de fuego. Según la fuente, los jóvenes asesinados residían en los alrededores de la hacienda, donde opera una pandilla contraria a la que pertenecen los hechores del doble crimen.

Asimismo, con arma de fuego fue asesinado el padre de otro agente policial destacado en Ciudad Delgado. El hecho ocurrió en la colonia Las Palmeras, en el municipio de Ahuachapán. La víctima fue identificada como Carlos Alfredo Jiménez Ruiz, de 41 años.

Las investigaciones preliminares señalan que Jiménez Ruiz ya había sido amenazado por supuestos miembros de grupos terroristas, quienes lo estaban extorsionando.

En las investigaciones que desarrolla la PNC, tampoco descartan que el ataque esté relacionado por el parentesco con el agente policial. Sin embargo, la hipótesis es una de las más fuerte que maneja la PNC sobre el caso.

Mientras tanto, el domingo en horas de la noche, la madre de otro policía fue atacada a balazos en el interior de su vivienda en el cantón Hacienda Nueva en Tenancingo, Cuscatlán. La madre del policía destacado en Suchitoto fue identificada como Blanca Hernández Zavaleta, de 70 años de edad.

La PNC informó que la mujer se encontraba en su casa cuando al menos tres hombres armados ingresaron en ella y le dispararon varias veces. En la vivienda no se encontraban otras personas. El hecho ocurrió el domingo cerca de las 6:40 de la tarde.

En la escena fueron encontrados casquillos de diferentes calibres de arma. Según el informe policial, la mujer presentaba al menos tres impactos de bala en el abdomen y la cabeza.

Otro caso similar ocurrió el 29 de diciembre pasado. La esposa de un subinspector de la Policía fue asesinada en su casa en Caluco, Sonsonate. De acuerdo con las autoridades policiales, un grupo de hombres llegó a la casa de la promotora de salud y tuvieron una discusión con ella.

Unos minutos después los mismos agresores llegaron y asesinaron a Fidelina del Carmen Juárez, de 50 años de edad.

Mientras que en julio de 2015 el agente identificado como Edenilson Aguilar, de 45 años, y su hijo Brandon Alexis Aguilar Veliz hijo, de 17, fueron asesinados en La Campanera, Soyapango.

Amenazas contra familiares

El director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, afirmó que por el momento no cuentan con información sobre amenazas directas, por parte de las pandillas, contra familiares de miembros de la corporación policial; sin embargo, estos crímenes han incrementado en las últimas horas.

El funcionario dijo que los casos que han registrado a la fecha son un claro ataque de las pandillas a la institución y que por ello los casos se están tratando con un alto interés. “Cualquier ataque contra un miembro de la institución y su familia nosotros le damos el mismo interés, el mismo tratamiento, como si se tratase de una ataque contra la institución”, informó Ramírez Landaverde.

El director de la institución policial manifestó que los ataques contra los familiares de los policías también son estrategias de las pandillas de atentar contra la institución, como ocurrió durante 2015.

El año pasado, un total de 61 miembros de la corporación policial fueron asesinados. Según el análisis del titular de la PNC, el objetivo de las pandillas era incidir en las decisiones de los funcionarios o titulares de gobierno.

Ramírez Landaverde destacó que cuentan con un plan de atención a los parientes de los policías, que han sido asesinados. Según informó también apoyan con un monto de dinero y programas de emprendimiento y atención psicológica cuando han asesinado a familiares de los agentes.

Lee también

Comentarios

Newsletter