Aumentan los decomisos de droga en San Miguel

Varios procedimientos se han realizado en bares y restaurantes de la ciudad, según la PNC.
Enlace copiado
Narcomenudeo.  Tanto los miembros de pandillas como los vendedores de drogas en bares de la ciudad de San Miguel ofrecen pequeñas porciones de marihuana, cocaína y crack.

Narcomenudeo. Tanto los miembros de pandillas como los vendedores de drogas en bares de la ciudad de San Miguel ofrecen pequeñas porciones de marihuana, cocaína y crack.

Enlace copiado
Los decomisos de droga en el departamento de San Miguel en el primer semestre de 2017 incrementaron 32 % respecto del mismo período de 2016, informó la Policía Nacional Civil (PNC) del departamento. El jefe de Operaciones de la delegación, Carlos Dagoberto Marroquín, detalló que del 1.º de enero al 30 de junio de este año fueron incautadas 4,228 porciones pequeñas de varios tipos de droga, mientras que el año pasado fueron 3,200, es decir, este año hubo un aumento de 1,028 porciones.

Marroquín agregó que el tipo de droga que más incautaron es la marihuana. En los primeros seis meses de este año decomisaron 3,443 porciones pequeñas de esta, “aunque también este año se han decomisado bastantes porciones de cocaína”.

El oficial detalló que entre los tipos de droga que decomisan en el departamento migueleño están el crack y la cocaína. Este año (de enero a junio) incautaron 403 porciones pequeñas de crack y 382 de cocaína; el año pasado, 228 de crack y 198 de cocaína.

La mayoría de droga ha sido decomisada a miembros de grupos terroristas, que son quienes se encargan que vender en narcomenudeo.

Según Inteligencia de la Policía, en San Miguel solo los pandilleros están “autorizados” para vender droga. “Tenemos información de que acá solo los pandilleros pueden vender droga. Si una persona que no es de pandilla anda vendiendo y la pandilla se da cuenta, la asesinan”, comentó un investigador.

Sin embargo, el jefe policial aseguró que en los bares y restaurantes de la ciudad de San Miguel se da el narcomenudeo por parte de clientes y no por los propietarios de los negocios. Descartó que los que llegan a estos tipos de establecimientos a vender estupefacientes pertenezcan a un grupo terrorista.

 “Los que llegan a vender a los bares o restaurantes no son pandilleros. Ellos (vendedores de droga) llegan al lugar (bar), consumen licor, luego se van a los baños y ahí es cuando hacen el negocio. Hemos encontrado bolsitas vacías con polvo blanco que al parecer es cocaína”, informó Marroquín.

Agregó que la mayoría de personas que llegan a vender a los bares son hombres y en ocasiones debajo de las mesas les pasan las porciones de droga a los clientes. Los comerciantes de droga ya tienen hora, día y bar en donde venden los estupefacientes. 

Desde el 1.º de febrero se ejecuta el Plan Vigilante. En la primera semana la PNC arrestó a dos hombres a quienes les encontró tres porciones pequeñas de cocaína.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter