Aún sin iniciar consultas a reos

SIBASI y PDDH aseguran que PNC no tiene disposición de colaborar con el proyecto para brindar salud en el sitio.
Enlace copiado
Capturado. José Flores fue detenido por la PNC de San Vicente.

Capturado. José Flores fue detenido por la PNC de San Vicente.

Aún sin iniciar consultas a reos

Aún sin iniciar consultas a reos

Enlace copiado
La semana pasada el sistema de salud emitió una alarma sanitaria por la muerte de un reo por supuesto contagio de meningitis.

El delegado de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Roberto Martínez, sostiene que el jefe de la delegación policial, Roberto Munguía, autorizó el 27 de marzo que se le asignara al Sistema Básico de Salud Integral (SIBASI) un espacio para dar consultas médicas; sin embargo, la actividad aún no ha podido realizarse.

Pese a que la PDDH y el SIBASI ya tenían la autorización de iniciar con las consultas médicas el último viernes de marzo, fue imposible realizar la jornada de salud, confirmó Darwin López, director de la unidad de salud La Playa.

“Se coordinó con las jefaturas que se iban a realizar las jornadas médicas dos viernes de cada mes, pero el primer día que llegué, los oficiales me dijeron que no sabían nada y me dejaron esperando casi 40 minutos y mejor me regresé a la unidad de salud”, indicó López.

Según el galeno, los servicios médicos del SIBASI fueron solicitados por la PNC el 8 de abril pasado, cuando los doctores del Hospital Nacional de La Unión declararon que el reo William Alexánder Hernández, de 34 años, había muerto de meningitis.

Martínez dijo que la falta de atención médica y limpieza en el interior de la celda dio origen a un amotinamiento en el interior de las bartolinas el pasado 13 de febrero que dejó como resultado un compromiso interinstitucional de realizar consultas médicas periódicas, las cuales hasta la fecha no se han realizado.

“No hay apoyo de la jefatura de la Policía, él no quiere prevención, nos ha costado llegar a un acuerdo y poder realizar gestiones a favor de la salud de los reos”, agregó.

La alerta obligó al SIBASI a medicar con ciprofloxacina a 217 reos y a 130 agentes policiales y administrativos. “Ante la alarma de la supuesta muerte por meningitis mi función es dar la prevención a los que estuvieron en contacto, que eran los reos de las celdas y a los policías que estuvieron en contacto, pero se les dio a todos los reos y policías”, indicó.

El SIBASI y la PDDH coinciden en que el espacio otorgado por la institución policial para que se realicen las consultas médicas dos veces al mes no cumple con los requisitos mínimos.

Según la disposición de la PNC, los reos recibirán atención en una esquina del pasillo principal de la delegación, el cual está a la vista de los usuarios que llegan a interponer denuncias.

“No van a tener privacidad, se va a dar las consultas enfrente de reos, policías y usuarios. Al SIBASI solo le van a dar un escritorio y dos sillas para que den las consultas”, informó el delegado de la PDDH.

Roberto Munguía, jefe de la delegación policial de La Unión, aseguró que la institución no cuenta con espacio suficiente para poder asignarlo exclusivamente para las consultas de los reos y que tendrán que solventarlo con lo que se cuenta, una decisión que tanto el personal de salud como de la PDDH no están de acuerdo y piden sea revisado.

Tags:

  • la unión
  • reos

Lee también

Comentarios

Newsletter