Lo más visto

Más de El Salvador

Autoridades locales preocupadas por pandilla salvadoreña

Policías locales en Maryland y Virginia hablan del resurgimiento de algunas clicas en el área.
Enlace copiado
Violencia.  Investigadores y técnicos de la PNC llegan al lugar donde un hombre, quien no fue identificado, fue asesinado ayer en el departamento de Cuscatlán.

Violencia. Investigadores y técnicos de la PNC llegan al lugar donde un hombre, quien no fue identificado, fue asesinado ayer en el departamento de Cuscatlán.

Enlace copiado
La placa de la MS amaneció el pasado 12 de mayo en la pared de un callejón ubicado en la frontera entre los condados de Montgomery y Prince George’s, en Maryland, al norte de Washington. El muro es visible desde el estacionamiento de un banco, desde un supermercado mayorista y desde un centro bilingüe para párvulos: la Mara Salvatrucha no escondió sus letras.

Los grafitos de la pandilla, según un detective local consultado, habían dejado de ser comunes en zonas de acceso público en los últimos dos años. “Que haya aparecido ahí es significativo”, aseguró recientemente el policía, que habló con condición de anonimato por no estar autorizado para discutir el tema en público.

En Washington, dos agentes federales confirmaron que miembros de las policías locales en el área metropolitana de la capital estadounidense les han informado en los últimos meses que han detectado un resurgimiento de actividades criminales relacionadas con la pandilla salvadoreña.

“No tenemos suficientes elementos para decir que esto está relacionado con lo que está pasando en El Salvador alrededor de la tregua y el aumento en los homicidios, pero esa siempre es una posibilidad”, aseguró uno de los policías federales, quien además confirmó que han detectado, de nuevo, comunicaciones constantes entre jefes pandilleros apresados en El Salvador y miembros de la pandilla residentes en esta zona de Estados Unidos.

Ninguno de los agentes consultados habla, todavía, de que las cifras de homicidios en los condados aledaños a Washington hayan aumentado por actividades relacionadas con las pandillas salvadoreñas, pero sí coinciden en que han detectado nuevas redes de extorsión y de prostitución de menores relacionadas con las maras.

Documentos judiciales y reportes de inteligencia de la Policía Estatal de Maryland respaldan algunas de las aseveraciones de los agentes policiales.

Solo en la semana comprendida entre el 18 y el 24 de mayo, el centro de análisis de la fuerza conjunta antiterrorismo de Maryland reportó dos incidentes relacionados con la MS: por un lado, el arresto en el vecino estado de Carolina del Norte, el 20 de mayo, de 37 miembros de la pandilla, alguno de los cuales tienen conexiones en ciudades de Maryland como Hyattsville y Takoma Park; y, además, que el 21 de mayo Carlos Beltrán, alias “Joker”, de 23 años y miembro de la MS, se declaró culpable de asociaciones ilícitas.

Dos de los policías consultados coincidieron, además, en que la movilidad de los miembros de las pandillas salvadoreñas ha aumentado en los últimos años debido a que muchos de los más jóvenes son ya ciudadanos estadounidenses, por lo que no tienen restricciones de viaje.

Por ahora, dicen las dos fuentes, las policías locales siguen tratando de recabar información sobre la incidencia que han tenido en los mapas del crimen en estos condados los fenómenos que ocurren en Centroamérica, y sobre todo en El Salvador, como el alza en homicidios a mitad de 2015 y la tregua entre pandillas de 2012.

Tags:

Lee también

Comentarios