Lo más visto

Más de El Salvador

Banco Hipotecario prestó más de lo permitido a Flores

Según la investigación de la Corte Suprema, el banco financió el 100% para la adquisición de la vivienda del exdirector del ISSS. La política del banco es financiar el 90% de los créditos hipotecarios.
Enlace copiado
Banco Hipotecario prestó más de lo permitido a Flores

Banco Hipotecario prestó más de lo permitido a Flores

Banco Hipotecario prestó más de lo permitido a Flores

Banco Hipotecario prestó más de lo permitido a Flores

Enlace copiado
El exdirector del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) Leonel Flores Sosa (2011-2014) recibió depósitos de parte de terceras personas en 55 ocasiones. La mayor parte de ellos, un total de 29, en la cuenta que abrió en el Banco Hipotecario, donde amortizaba la deuda de un crédito hipotecario por una vivienda que adquirió en 2011 en la colonia Escalón, pocos meses después de asumir su cargo.

El pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió el pasado jueves ordenar un juicio civil contra el exfuncionario por sospechas de enriquecimiento ilícito. Fuentes de la CSJ confirmaron ayer que el Banco Hipotecario prestó el 100 % del valor de la vivienda que Flores Sosa adquirió en 2011. El departamento de comunicaciones de esa entidad bancaria informó ayer que aprueban financiamiento “hasta el 90 % del valor de la inversión; o en caso de vivienda un 90 % del valor del valúo o del precio de venta, el que resulte menor”.

El Banco Hipotecario es una entidad financiera pública, cuya misión es “otorgar créditos con los sectores productivos, especialmente con las PYMES”.

El banco explicó que los funcionarios públicos no están inhibidos de adquirir préstamos en esa institución, pero consultada respecto a las condiciones otorgadas a Flores Sosa, a través de su oficina de comunicaciones, respondió: “El banco no está facultado para referirse al caso, dado que debe cumplir con la ley de bancos y el secreto bancario, igual que cualquier otro banco del sistema”.

Según los informes bancarios solicitados por Probidad, 26 de los 29 depósitos a la cuenta del Banco Hipotecario los hizo Antonio Quintanilla Méndez, entre septiembre de 2011 y marzo de 2014. Los depósitos se hicieron regularmente cada mes, o cada dos meses, por entre $4,000 y $5,000. Quintanilla Méndez, según investigación de la Sección de Probidad, era motorista del ISSS y recibía el dinero en efectivo de manos de la asistente de Flores; Mildred Díaz, quien también fue entrevistada en la CSJ y alegó desconocer el origen de los fondos.

Los depósitos de terceras personas en una cuenta personal del exfuncionario es uno de los hallazgos que detectó la Sección de Probidad, luego de analizar sus declaraciones patrimoniales de inicio y cese de funciones. Probidad concluyó preliminarmente que Flores no pudo justificar un incremento de $608,387.28.

La adquisición de la vivienda con el crédito del Banco Hipotecario por $500,000 –que posteriormente se amplió a $605,000– es uno de los pocos rubros que la Sección de Probidad no cuestionó de la información plasmada por Flores en sus declaraciones patrimoniales de inicio y cese de funciones en el cargo; no así el manejo de fondos que se hizo en la cuenta corriente para amortizar ese crédito.

Los informes bancarios arrojaron que en esa misma cuenta, el hermano del exdirector, Tomás de Jesús Flores Sosa, también depositó $5,000 el 2 de diciembre de 2011. El pariente del exfuncionario está actualmente procesado en un caso de corrupción judicial (ver nota en la otra página).

Probidad sí observó la documentación que Flores Sosa presentó en 2011, cuando declaró tener otros ingresos por $12,419 mensuales como dividendos a partir de acciones en la empresa Best Quality LLC, supuestamente radicada en Virginia (Estados Unidos). Sin embargo, Flores Sosa informó posteriormente a Probidad que tales fondos no ingresarían a El Salvador, ya que serían utilizados para sufragar los gastos de sus dos hijos, que residen en Estados Unidos.

Cuando el funcionario dejó su cargo, en junio de 2014, sí incluyó en su declaración patrimonial los ingresos supuestamente obtenidos a través de tal empresa, por alrededor de $149,000 al año. El análisis que Probidad planteó al pleno de la CSJ da cuenta de que tales ganancias, según los reportes bancarios, no ingresaron al sistema financiero nacional, pues no constan transferencias internacionales.

Parte de las conclusiones de Probidad es que los ingresos en cuentas bancarias de Flores Sosa, por más de $313,000, son de origen desconocido, ya que según los informes financieros muchos de sus ingresos no constituyen depósitos por planillas.

Un cálculo de algunos de los gastos reportados por Flores Sosa, durante su desempeño en el cargo, determinó que el funcionario consumía el 97 % de su ingreso salarial en ellos, si dichos ingresos se tomaban en cuenta de forma neta, sin descuentos de ley.

Así, Flores Sosa devengaba un salario de $5,311.52 netos como titular del ISSS, que no incluye los descuentos legales. El pago de la cuota al crédito hipotecario, según los informes bancarios remitidos a la Sección de Probidad por parte del Banco Hipotecario, era de $3,962.09 al mes.

Tags:

  • enriquecimiento ilicito
  • isss
  • leonel flores sosa
  • corrupcion
  • vivienda
  • credito
  • banco hipotecario

Lee también

Comentarios