“Beto Chumba”, panadero y alcalde de Santiago de María por 21 años

“Beto Chumba”, el alcalde que atiende a las quejas y solicitudes de los ciudadanos en su casa, donde también funciona su panadería, mientras él mismo hace y hornea el producto.
Enlace copiado
“Beto Chumba”, el alcalde que atiende a las quejas y solicitudes de los ciudadanos en su casa, donde también funciona su panadería, mientras él mismo hace y hornea el producto.

“Beto Chumba”, el alcalde que atiende a las quejas y solicitudes de los ciudadanos en su casa, donde también funciona su panadería, mientras él mismo hace y hornea el producto.

Enlace copiado

“Beto Chumba” es en realidad Roberto Edmundo González Lara, pero en su municipio, Santiago de María, en Usulután solo le conocen por su apelativo. Él es alto, fornido, piel morena, sonriente, a veces usa barba, siempre anda en camiseta, zapatos tenis y pantalón flojo, pasado de moda.
“Beto Chumba” se dedica a la panadería desde hace 30 años. Sabe hacer pan francés y dulce desde los 13, una labor que le heredó su padre, además del cultivo de café, frijoles y la ganadería. A sus 53 años, aún práctica todos estos oficios y es, además, el alcalde de Santiago de María, desde hace 21 años.

Para cumplir con todas sus labores, el alcalde de los santiagueños empieza a las 4:00 de la madrugada todos los días con la elaboración de pan. Luego tiene que  repartirlo para luego dedicarse a sus labores como jefe edilicio.

Con el ruido de las máquinas de hacer pan como fondo, el olor a levadura y azúcar, González atiende a sus ciudadanos en su casa-panadería. La gente le busca para pedirle ayuda, manifestarle inquietudes.

Desde que llegó a la alcaldía, en 1997,  “Beto Chumba”  ha sido un funcionario poco ortodoxo. Los mismos pobladores del municipio dicen que no existen las agendas, mucho menos audiencias y anotaciones o filas para hablar con él.

“Para mí la política es el arte de crear respuestas a los problemas diarios del municipio, independientemente del color y entender que el cargo es servidor público, sin andar viendo que alguna persona anduvo en otro partido”, asegura González. Esto lo dice con la experiencia cargada al hombro, ya que cuando se inició en la política militaba en el FMLN, luego se pasó al PCN y este periodo, con GANA.

Pese a su imagen bonachona y seguir con su oficio, las quejas y reclamos de sus gobernados son por las calles en pésimo estado que en Santiago de María cada vez están peor, tampoco hay inversión en infraestructura para el deporte, según lo comentaron algunos ciudadanos. ¿Su excusa?, asegura invertir en lo social, pese al descontento de los habitantes urbanos.

“¿Cómo le doy asfalto a una niña que necesita una quimioterapia?”, explica a secas este alcalde quien pasa por alto las críticas en su contra por gastar en víveres, láminas y otras ayudas para la gente.

González asegura que en algún momento tendrá que salir de la alcaldía, y que espera que el nuevo alcalde sea un joven visionario, integro, con valores, de mente fresca y con nuevas ideas que beneficien a los santiagueños.

Por último, invitó a los jóvenes que participen en la política, ya que la política no es mala, sino que los malos son los funcionarios que hoy en día la ejercen, siempre para beneficiarse a ellos mismos y no al servicio del pueblo, que es lamentable: “Hoy en día el poder económico en el país siga dando las ordenes, que al final afectan a todos los salvadoreños”, concluyó.

Tags:

  • Beto Chumba
  • Santiago de María

Lee también

Comentarios

Newsletter