Lo más visto

Blindaje a Reyes es burdo; salvadoreños no somos tontos: FUNDE

Señalan que es sospechoso que nombramiento confuero que se ha dado al presidente de PROESA, Sigfrido Reyes, se haga en estos momentos en que su investigación por indicios de enriquecimiento ilícito en la CSJ está en su fase final. Vicepresidente Ortiz y canciller Martínez han apoyado el fuero.
Enlace copiado
Blindaje a Reyes es burdo; salvadoreños no somos tontos: FUNDE

Blindaje a Reyes es burdo; salvadoreños no somos tontos: FUNDE

Enlace copiado
El director de la Fundación  Nacional para el Desarrollo (FUNDE) Roberto Rubio tachó como una acción burda y contradictoria de parte del Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén haber nombrado al presidente de PROESA Sigfrido Reyes como “Embajador en Misión Especial para la promoción de las exportaciones e inversiones de El Salvador”, ya que sucede en los mismos días en que su investigación por enriquecimiento ilícito está en la fase final en la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia.

“Me parece una forma bastante burda (de blindar funcionarios). ¿Acaso Sigfrido no es ya de hecho por su rol una persona que su función es promover las inversiones?, ¿cuál es la necesidad de nombrarlo embajador especial?, ya tiene pasaporte oficial, ya tiene la función de promover las inversiones entonces es un cargo sacado de los pelos”, aseguró Rubio.

Respecto a los argumentos que ha dado el Gobierno de que nombramiento responde a necesidad de aumentar el nivel de interlocución dijo que “Los salvadoreños no somos tontos y no nos creemos esos cuentos, así de sencillo, son tan burdas las cosas, tan burdos los argumentos que cualquier persona con dos dedos de frente se da cuenta de lo que están haciendo”.

Agregó que se ha convertido en práctica del actual Gobierno blindar a funcionarios que están en la mira por cualquier delito y que algo similar sucedió con José Luis Merino cuando lo nombraron viceministro de inversión. Merino es vinculado por funcionarios de Estados Unidos con el narcotráfico y las FARC de Colombia.

Lee también

Comentarios