Blindar a Reyes atenta contra inteligencia de salvadoreños: FUNDE

El director ejecutivo de la fundación señaló que nombrar a alguien que Probidad investiga y que además es miembro del FMLN es sospechoso. Criticó a la cancillería por razones que ha dado.
Enlace copiado
Enlace copiado
Crear puestos a la medida y nombrar a funcionarios de tal manera que queden blindados ante un eventual enjuiciamiento se ha convertido en una práctica del gobierno del FMLN liderado por Salvador Sánchez Cerén, aseguró el director ejecutivo de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo (FUNDE), Roberto Rubio Fabián.

En un movimiento realizado mediante el Ministerio de Relaciones Exteriores por orden del Órgano Ejecutivo, el expresidente de la Asamblea Legislativa y actual presidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA), quien está siendo investigado por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por indicios de enriquecimiento ilícito mientras fue diputado, Sigfrido Reyes, fue nombrado como embajador en misión especial para la promoción de las exportaciones e inversiones de El Salvador.

Desde 2015 Reyes dejó la Asamblea y al presentar su declaración patrimonial a la Sección de Probidad reportó que sus bienes estaban valorados en $1.04 millones. En 2006 que ingresó al Congreso el valor de su patrimonio era de $327,990.

Lo que sucedió en ese momento fue que el exdiputado Reyes no reportó en su declaración una compra de terrenos que le hizo al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) ubicados en la zona de Santa Elena, en el departamento de La Libertad.

Los terrenos le costaron $440,544 y pagó la vara por debajo del precio de $165. Reyes recibió un precio especial de $120.

La obligación de Reyes, así como lo es la de todo funcionario, era declarar todo lo que estaba bajo su dominio, pero no lo hizo con los terrenos del IPSFA.

Ante este incumplimiento en su declaración patrimonial, la Sección de Probidad comenzó una investigación por indicios de enriquecimiento ilícito.

A finales de 2016, el jefe de Probidad, Carlos Pineda, declaró que Reyes estaba dentro de los 76 investigados y que su caso estaba en la fase final.

Es por lo anterior que para el director ejecutivo de FUNDE resultó sospechoso el nombramiento que se ha otorgado a Reyes.

Rubio cuestionó que el movimiento se haga ahora, cuando han pasado varios presidentes de PROESA que no se han promovido a miembros del Cuerpo Diplomático y que aun así han desempeñado sus funciones de atraer inversión al país y generar empleos.

“Es contradictorio porque ¿acaso Sigfrido no es ya, de hecho, por su rol, una persona que su función es promover las inversiones? ¿Cuál es la necesidad de nombrarlo embajador especial? De hecho, ya tiene pasaporte oficial, ya tiene la función de promover las inversiones; entonces, es un cargo sacado de los pelos”, declaró Rubio a este medio.

De igual forma, el director de FUNDE consideró que la medida era “burda”, es decir, que fue algo mal elaborado y que a simple vista se ve cuál es el motivo.

Comparó la situación con lo sucedido en octubre de 2016, cuando el presidente Sánchez Cerén creó el Viceministerio para la Inversión y el Financiamiento para el Desarrollo y nombró al frente de este al dirigente del FMLN José Luis Merino.

El dirigente efemelenista, conocido dentro del partido como Ramiro, ha sido señalado en reiteradas ocasiones por funcionarios del Gobierno de Estados Unidos de haber cometido delitos.

“Es un lavador de dinero de primera clase, proveedor de armas para las FARC y lavador de dinero para las FARC y Venezuela. ¿Por qué este tipo no está siendo sancionado?”, dijo en una ocasión el senador Marcos Rubio.

La entidad que creó el presidente para Merino también depende de la cancillería de la república, ramo dentro del cual está adscrito PROESA.

Por este hecho, Rubio consideró que se ha vuelto práctica del actual gobierno blindar a funcionarios que están en la mira de la justicia por indicios de delitos.

“Ya con el antecedente que teníamos de José Luis Merino tal parece que ha encontrado este Gobierno una práctica para blindar a algunos de sus dirigentes de posibles investigaciones y hechos de corrupción que están siendo investigados sea por la Sección de Probidad, sea por juicio civil o porque la Fiscalía también puede iniciar algún proceso. Me parece una forma bastante burda de hacerlo. En el caso de José Luis Merino, es un cuarto viceministerio, ya teníamos tres viceministerios, y está conformado por una tan sola persona, eso quiere decir que somos quizá el único país en el mundo en que una subsecretaría está compuesta por una sola persona”, dijo Rubio.

En el comunicado difundido para informar sobre el nombramiento de Reyes se argumenta que se hizo para aumentar el nivel de interlocución de él, puesto que siendo solo presidente de PROESA no tienen suficiente para cumplir con los objetivos institucionales.

“No le da ningún valor añadido el que tenga ese cargo. Es sospechoso por el momento en que se da. ¿Por qué no se hizo antes sino que ahora? Los salvadoreños no somos tontos, son tan burdos los argumentos que cualquier persona con dos dedos de frente se da cuenta de lo que están haciendo”, concluyó el director de FUNDE.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter