Bloom recibe donativo para tratamiento de Fibrosis

Son medicinas con un valor de $140,000 para niños con la enfermedad.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los pacientes de fibrosis quística del Hospital de Niños Benjamín Bloom recibieron un donativo de medicamentos valorado en $140,000, informó Gilberto Barrera, presidente de la Fundación de Fibrosis Quística de El Salvador.

Que el donativo fuera recibido por el hospital generó malestar en la fundación, entidad que asegura realizó la gestión.

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria que afecta los pulmones, el páncreas, el hígado y los intestinos. No tiene cura, pero sí tratamiento, aseguran los neumólogos pediatras.

Los niños del hospital reciben medicinas para poder hacer la digestión de sus alimentos.

La Fundación Mundial de Fibrosis Quística donó el lote, que fue entregado por la aduana al hospital en noviembre, compuesto por enzimas pancreáticas administradas en cápsulas y vitaminas. Barrera enfatizó que el donativo fue gestionado por la fundación salvadoreña, que tiene su sede en el edificio anexo del Bloom. Durante años, las enzimas pancreáticas han llegado hasta los pacientes por gestiones de la fundación con cooperantes, afirma Barrera.

Fue gestionado en medio de la escasez de medicinas reportada en los primeros ocho meses de 2012. Tras la denuncia de la carencia, hecha pública en las redes sociales, la fundación mundial de fibrosis respondió al llamado de auxilio.

El donativo se une a la colaboración otorgada a los niños con fibrosis por el Seguro Social, en septiembre de 2012.

En esa ocasión, la autónoma otorgó al hospital infantil un total de 30,000 cápsulas de pancrealipasa, una medicina que sirve para que los pequeños puedan digerir sus medicamentos y evitar que sufran de diarreas, dolor abdominal y pérdida de peso por la enfermedad.

Ese lote estaba valorado en $20,700, según datos proporcionados por el Seguro durante el acto de donación.

En agosto de 2011, los registros del departamento de fibrosis quística detallaban que 31 niños están en tratamiento en el Bloom y otros 17 pacientes están en control por sospechas de padecerla.

El año pasado fallecieron cuatro niños por complicaciones con la enfermedad. Eliseo, Carla, Damaris y Tifanny, de 15 y nueve años, murieron, detalló el presidente de la fundación de fibrosis.

Barrera afirmó que el trámite en la aduana demoró varios días y por ello tardó la entrega de los medicamentos a los pacientes.

Sin embargo, el medicamento es entregado desde noviembre, aseguró Álvaro Salgado, director del Bloom.

Consultado al respecto, Salgado detalló que agilizaron los trámites con la ayuda de Salud, que pagó $750 a la aduana. Para garantizar que los pacientes reciban las medicinas, el único autorizado para prescribirlas es el especialista.

Lo anterior es para recetarlas de manera ordenada a quienes lo necesitan. La demora ocurrió porque la donación no contaba con los detalles sobre el costo y las fechas de vencimiento, información indispensable para la introducción de un donativo al país, concluyó.

Tags:

  • fibrosis quística
  • Hospital Benjamin Bloom
  • medicinas

Lee también

Comentarios

Newsletter