Lo más visto

Más de El Salvador

Bomberos ya extinguió 51 incendios forestales este año

Los siniestros ocurridos entre enero y febrero, sofocados por el Cuerpo de Bomberos, tienen un aumento del 45.7 %.

Enlace copiado
El Cuerpo de Bomberos  no tiene un dato exacto de la cantidad de árboles afectados. Ellos actúan el control del fuego y no pueden llevar un inventario, dicen.

El Cuerpo de Bomberos no tiene un dato exacto de la cantidad de árboles afectados. Ellos actúan el control del fuego y no pueden llevar un inventario, dicen.

Enlace copiado

Los incendios forestales en el país van en aumento si se comparan las cifras de este año con las de 2019. Desde enero hasta la tercera semana de febrero el Cuerpo de Bomberos de El Salvador (CBES) ha sofocado 51 siniestros en diferentes partes del país.

Muchos de los incendios tienen causas desconocidas en el origen, como el del cerro Tecana, en Santa Ana que fue sofocado el pasado 24 de febrero por personal del CBES, la alcaldía santaneca y un grupo de voluntarios que tomaron acción para evitar el avance de las llamas.

Tampoco hay daños específicos del alcance del fuego. Estragos en la flora y fauna y las hectáreas consumidas.

El año pasado el Cuerpo de Bomberos reportó 35 incendios forestales para los primeros dos meses del año, lo que significa que 2020 tiene un aumento del 45.7 %.

El CBES no tiene datos concretos de las especies animales y vegetales afectadas, pero fuentes de la institución dijeron que regularmente se ven amenazados, mueren o resultan dañados conejos, cuzucos, serpientes, garrobos y aves, que deben de huir en la búsqueda de nuevos ecosistemas.

Por la parte de la las plantas se ven afectados árboles como pinos, ciprés, teca y otros arbustos de menor tamaño.

Las fuentes de Bomberos aseguran que es muy difícil para ellos hacer un inventario de plantas y animales afectados, si se concentran en controlar el siniestro. En el caso de los últimos se atienden a los que son encontrados en la operación, pero no se tienen un dato real de los que mueren y salen con lesiones.

Las causas de los incendios pueden ser diversas, muchas de ellas incluso intencionadas, otras por negligencia como el no apagar por completo una fogata cuando se fue de día de campo.

El CEBES tienen su campaña permanente en la que sugiere no hacer quemas de maleza u hojarasca, no lanzar colillas de cigarros ni fósforos encendidos y no hacer fogatas rn bosques o lugares donde haya vegetación, entre otras.

En su cuenta oficial de Twitter la institución publica otros tres incendios forestales atendidos en este mes. El 20 de febrero en el cantón Piedras Negras, del municipio Nombre de Jesús, en Chalatenango, se sofocó un siniestro en el cerro la Pijuña, sin que se de datos del impacto.

El pasado 22 las labores se trasladaron a Las Mesas, en Jujutla, Ahuachapán, donde sí se establece que 17 hectáreas resultaron afectadas por el fuego.

El 23 el siniestro fue en el desvío de Amayo, Chalatenango, donde una hectárea de un bosque de teca estaba en riesgo, pero fue controlado.

La semana anterior el Ministerio de Medio Ambiente aseguró que para los meses de marzo y abril espera un aumento de la temperatura con relación a los valores normales y esta condición no es nada favorable para el control de los incendios.

"Hay muy poca humedad en el suelo y el material seco se vuelve combustible potencial para los incendios" o para extenderse con facilidad, dijo una fuente del Ministerio.

Tags:

  • Incendios Forestales Bomberos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines