Lo más visto

Más de El Salvador

Bomberos: es difícil controlar las ventas pequeñas de pólvora

Muchas personas en las colonias, pueblos y cantones siguen vendiendo cohetes prohibidos a los menores de edad de manera ilegal, algo que no es controlado por la PNC ni por Bomberos.
Enlace copiado
Bomberos: es difícil controlar las ventas pequeñas de pólvora

Bomberos: es difícil controlar las ventas pequeñas de pólvora

Enlace copiado

Fuentes del Cuerpo de Bomberos aseguraron que ni ellos ni la Policía Nacional Civil (PNC) pueden verificar las ventas pequeñas y las “tienditas” de las colonias, pueblos o cantones donde se comercializa producto pirotécnico prohibido por la ley, y afirman que es muy complicado controlar este tipo de ventas donde muchas veces se les vende pólvora a los menores de edad de una manera natural.

“Es complicado poder controlar las ventas que son pequeñas y que hay en todos los pueblos”. 
Wálter Carreño, Cuerpo de Bomberos

“Es bastante complicado poder decir o controlar a estas ventas que son así, pequeñas, digamos, que hay en todos los pueblos, en los cantones donde están vendiendo ese tipo de pólvora porque hasta ahí ya se nos complicaría mucho tanto a la policía como a nosotros el poder verificar tienda por tienda; recordemos que son puestos pequeños”, manifestó el teniente Wálter Carreño, de Bomberos.

Protección Civil: ley no funciona en caso de la pólvora

Además, señaló que de las verificaciones y revisiones en cada colonia donde se tengan ventas pequeñas de pólvora es la PNC la que tiene que encargarse de montar un dispositivo de seguridad y patrullaje para poder evitar que se estén vendiendo de manera ilegal los pirotécnicos.

“Ya con lo que se refiera a este tipo de revisiones, yo creo que ya le tocaría a la policía verificar porque, primeramente, tienen mayor personal, los cuales efectúan patrullajes; yo pienso que por medio de ellos sí se pudiesen controlar un poco mejor las ventas clandestinas”, agregó.

23 niños quemados con pólvora en estos últimos días: Protección Civil

Hasta ahora, la PNC solo se encarga de verificar los lugares donde por tradición cada año se tiene conocimiento de que se venden pirotécnicos prohibidos, sobre todo en la zona metropolitana, así también en puntos de venta autorizados por las alcaldías.

“La venta de pólvora clandestina son personas que lo hacen tratando de ocultarse de la autoridad”. 
Leonel Rivera Lico, comisionado de  División de Tránsito Terrestre, PNC

Las autoridades del Cuerpo de Bomberos han señalado que no se puede controlar que las coheterías clandestinas y las ventas ilegales de pólvora vendan al “menudeo” a niños y adolescentes en cada lugar de El Salvador, algo que está ocasionando que cada vez más menores de edad y adultos resulten quemados con cohetes para esta temporada navideña y de fin de año.

El comisionado Leonel Rivera Lico, de la División de Tránsito Terrestre de la PNC, dijo que las ventas clandestinas en los lugares donde no se tiene y no se puede tener un control es frecuente, ya que las personas están acostumbradas a estas acciones.

“La venta de pólvora clandestina, como la misma palabra lo dice, son personas que lo hacen de una manera tratando de ocultarse de la autoridad, porque si se hace frente a la autoridad, es lógico que se va a decomisar”, dijo el comisionado.

“Teníamos desde noviembre 92 quemados, pero en lo que va del Plan Belén tenemos a 50 quemados registrados”. 
Eduardo Romero, representante del MINSAL

Rivera también exhorta a los salvadoreños a denunciar al 911 o al 122 cuando ellos sepan de algún caso donde se esté comercializando pirotécnico de manera ilegal sin ninguna acreditación para vender.

“Toda persona que tenga conocimiento de que ahí se está vendiendo o se está fabricando, incluso que están utilizando a menores para fabricar este tipo de pólvora, entonces necesitamos la denuncia ciudadana”, destacó el comisionado.

Algo que es más preocupante para Salud y Protección Civil es que solo en un día se registraron cinco personas quemadas por manipulación de pólvora: cuatro adultos y un menor de edad.

El MINSAL registra, del 1.º de noviembre a la fecha, más de 90 personas quemadas con pólvora, y solo dentro del Plan Belén del 23 al 29 de diciembre reportan en el sistema a 50 quemados; entre ellos, 26 niños y 24 adultos quemados.


50: niños y adultos quemados con pirotécnicos registra en el sistema el MINSAL desde el 23 de diciembre hasta la fecha.


90: personas quemadas con pólvora desde el 1.º de noviembre hasta el 29 de diciembre, según el Ministerio de Salud.

Lee también

Comentarios