Bomberos no avala lugar para vender pólvora

Se había acordado ocupar el mismo lugar de años anteriores, pero por reparación de la calle hubo traslado.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz En peligro.  Los vendedores de juegos pirotécnicos están molestos porque no se ha bloqueado la calle donde han sido instalados, pues temen que una chispa de los escapes de los vehículos alcance la pólvora.

Foto de LA PRENSA/Juan Carlos Díaz En peligro. Los vendedores de juegos pirotécnicos están molestos porque no se ha bloqueado la calle donde han sido instalados, pues temen que una chispa de los escapes de los vehículos alcance la pólvora.

Enlace copiado

Los vendedores de juegos pirotécnicos de la ciudad de La Unión han comenzado a instalarse en el lugar que la alcaldía autorizó para la comercialización de pólvora; sin embargo, el sitio no cuenta con el aval del Cuerpo de Bomberos, debido a diferentes factores de riesgo a incendio señalados por la institución estatal.

En una reunión realizada el jueves de la semana pasada, el Cuerpo de Bomberos, la alcaldía y comerciantes acordaron que se ubicarían en el mismo lugar del año pasado, que es el final de la 2.ª avenida norte, frente al Centro Escolar José Pantoja Hijo.

Pero a última hora la representación municipal, sin ninguna consulta, cambió de opinión y le informó a los vendedores de pólvora que serían instalados en la 5.ª calle poniente, un lugar que no tiene el visto bueno del Cuerpo de Bomberos.

“Ese puesto no lo avalamos y cualquier situación anómala que suceda en el transcurso (de la temporada) será responsabilidad de la alcaldía”, afirmó Élmer Quintanilla, jefe de Bomberos en La Unión.

Explicó que no se emite el aval porque a pocos metros de las ventas de pólvora se encuentra el Centro de Gobierno Departamental, donde están agrupadas diferentes instituciones, como la Policía, y una de las rutas de salida de las patrullas es donde se han ubicado las ventas de pólvora.

También cerca hay otro tipo de negocios, algunos de estos son de comida, en los que se utilizan cocinas y se corre el riesgo de que una chispa alcance la pólvora. Sumado a ello, dicha calle también es una ruta de descongestionamiento del centro de la ciudad-puerto y por el momento los vehículos están circulando en medio de las ventas que ya se ubicaron.

El jefe de la Unidad de Administración Tributaria Municipal (UATM), Luis Ayala, dijo que el cambio repentino se debió a que en los próximos días la comuna iniciará con la reparación de la avenida donde los vendedores de juegos pirotécnicos se ubicaban en años anteriores, y debieron moverlos hacia la calle próxima. “No podemos obstaculizar un proyecto que también va a beneficiar a los habitantes del centro y esperar hasta enero. No podemos cerrar en este momento porque solo hay tres ventas”, argumentó.

Lee también

Comentarios

Newsletter