Bonilla prepara cambios en jefaturas CSJ

Jaime: él no tiene facultad para tomar esas decisiones.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p></p><p>judicial</p><p> Los magistrados electos en 2006 y los elegidos en 2012, cuyos nombramientos han sido declarados inconstitucionales, acordaron ayer remover de sus puestos a varios empleados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).</p><p> Ovidio Bonilla, quien presidió la reunión, aseguró que no se trata de despidos, sino de reubicación de empleados. Agregó que revisarán los perfiles de las personas que ocupan puestos de confianza para que los empleados estén en el lugar idóneo según su capacidad. </p><p> “Es necesaria la meritocracia y tener la persona adecuada según el cargo, y me satisface mucho tener el respaldo completo de la Corte Plena en ese sentido; pero, como lo he dicho en otras oportunidades, estamos siempre respetando la estabilidad laboral”, opinó Bonilla. </p><p> El magistrado Mario Valdivieso reiteró que no se trata de despidos y que si Bonilla lo considera necesario puede reubicar a los empleados para colocar a gente “más conveniente para esta Corte en relación con el personal” a su cargo. </p><p> Belarmino Jaime, magistrado de lo Constitucional, explicó que Bonilla no tiene facultades para remover personal porque no es magistrado, según un fallo que invalidó su nombramiento.</p><p> “Bonilla no es presidente de la Corte Suprema. Es una persona que ha venido a la fuerza a sentarse en esa silla, pero él no es magistrado”, declaró Jaime. </p><p> El jueves pasado, el fiscal general, Romeo Barahona, hizo un llamado a Bonilla y al resto de magistrados de la generación 2012 a que se abstuvieran de tomar decisiones administrativas y jurisdiccionales. Respecto de esas declaraciones, Valdivieso dijo que probablemente el fiscal solo se refería a las decisiones jurisdiccionales.</p><p></p>

Tags:

  • el-salvador
  • judicial

Lee también

Comentarios

Newsletter