Lo más visto

Más de El Salvador

Bonos por $550 mill son para lograr liquidez solo en dos meses

Deuda no incluye el pago de $16 millones para el escalafón de salud. PCN también advierte que ley fiscal no deja claros los mecanismos para llegar a la reducción de deuda.
Enlace copiado
Bonos por $550 mill son para lograr liquidez solo en dos meses

Bonos por $550 mill son para lograr liquidez solo en dos meses

Bonos por $550 mill son para lograr liquidez solo en dos meses

Bonos por $550 mill son para lograr liquidez solo en dos meses

Enlace copiado
Setenta y tres diputados dieron sus votos en la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa que el jueves se extendió hasta la medianoche para autorizar al gobierno del FMLN que emita una nueva deuda en títulos valores por $550 millones. Ese dinero, sin embargo, solo servirá para pagar la iliquidez del Ejecutivo de noviembre y diciembre.

La petición inicial del Gobierno es que se apruebe una deuda por $1,200 millones en bonos. Con eso se buscaba convertir la deuda de corto plazo en deuda de largo plazo; empero, de lo aprobado en la plenaria se destinarán $307 millones para ese fin.

Para cancelar el Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES) de octubre, noviembre y diciembre se destinarán $82 millones; $50 millones irán para saldar deudas con proveedores; $65 millones para remuneraciones, entre estas, los aguinaldos de empleados públicos; y $46 millones al subsidio de energía eléctrica. Todos esos fondos son para lo que resta de 2016.

El jefe de fracción del Partido de Concertación Nacional, Mario Ponce, lamentó que en la distribución de los fondos no se incluyeran rubros que pueden agravar la situación del país; entre ellos, el escalafón para empleados del sector salud, quienes constantemente salen a las calles a pedir el beneficio.

“Es lamentable que no hayan considerado el planteamiento que nosotros hicimos como los terceros partidos, que hicimos un planteamiento serio ante la opinión pública”, expresó Ponce en referencia a la propuesta que presentaron en conjunto con los institutos políticos GANA y PDC. Estos proponían que la primera emisión fuera de $600 millones.

“Nosotros lo que dijimos es que había que reconocer el esfuerzo de las mesas, pero que se debía incluir en el esfuerzo de la emisión de los bonos que se aprobaron ayer (jueves) el complemento del escalafón del sector salud, porque es una deuda y no se puede obviar. También lo de las elecciones de 2018, equivalentes a $30 millones, los $40 millones para los pensionados del IPSFA. Eso nos iba a permitir, de alguna manera, quitar la presión a cualquier situación que se diera en 2017”, dijo Ponce.

En ese sentido, se le consultó al legislador por qué dieron los votos para la nueva deuda si no se contemplaban todos los rubros que los tres partidos sugirieron al Ejecutivo y a las dos principales fuerzas políticas del país. Ponce aseguró que es mejor “algo a nada”.

Para la diputada Milena Calderón, subjefa de fracción del partido ARENA, aprobar los fondos por bloque incluye que tendrán la posibilidad de ver que el Gobierno cumpla con lo establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal que fue aprobada también en la plenaria del jueves.

“Veremos el cumplimiento de las condiciones o el despilfarro de $550 millones. El dinero es para pagos adeudados, para llegar a fin de año. La emisión de $550 millones la hemos hecho por el país”, dijo la diputada de ARENA.

El empresario Fernando Poma, si bien es cierto que aplaude el acuerdo logrado entre el FMLN y el partido ARENA, asegura que esta no es la solución.

Poma agrega que todo es producto del manejo inadecuado de las finanzas públicas por parte del Ejecutivo. “No se puede gastar más de lo que se ingresa”, expresó (leer nota secundaria).

Quien también reaccionó al acuerdo en materia fiscal fue la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes.

La diplomática considera que es un buen paso el alcanzado entre el Gobierno y la oposición, pero los instó a que continúen las negociaciones por el bien del país.

“Creo que es un muy buen paso, y yo tengo confianza en los líderes de este país que ellos pueden sentarse a la mesa y llegar a un acuerdo para lo mejor de este país y para los salvadoreños”, expresó la diplomática.

Deficiencias en ley fiscal

Otro de los aspectos que han surgido tras la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal es que esta no deja claros los mecanismos que se deben tomar.

De acuerdo con el diputado Ponce, hay cosas que se modificaron a última hora, principalmente los planteamientos que en un inicio tenía el artículo 7 del borrador de la normativa.

En este se establecía que para lograr un crecimiento del 3 % en el país, se debía incrementar los ingresos en 1.5 % y reducir el gasto del Estado en 1.5 %. Eso como parte de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la normativa aprobada se establece el mismo monto de crecimiento pero no se definen las formas de cómo llegar a este.

En ese sentido, y según Ponce, la presidenta de la comisión de hacienda y vicepresidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña, expresó durante la reunión de la comisión que no se descarta que en el futuro el partido de gobierno busque nuevos tributos. “Ellos (FMLN) dicen que eso (crecimiento) pasa por reducir el aparato del Estado, aprobar la ley de cobro coactivo y todavía le suman la posibilidad de restablecer el impuesto al patrimonio, la reducción del aparato del Estado”, dijo Ponce.

Eso coincide con las declaraciones hechas por Peña en la sesión plenaria del pasado jueves, tras la aprobación de los bonos y de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

“Ya es tiempo de que todos contribuyamos, de acuerdo con nuestras capacidades, para sacar adelante a El Salvador... Hay que pensar en el impuesto al patrimonio. Es fundamental aprobar las reformas al Código Tributario, buscar una estructura tributaria más justa”, expresó la expresidenta del Legislativo.

La mesa fiscal debe continuar con las reuniones para lograr acuerdos y que se puedan aprobar los $650 millones restantes en bonos.

Lee también

Comentarios