Lo más visto

Buena expectativa comercial por las fiestas migueleñas

Miles de turistas y habitantes abarrotan las calles de la Perla de Oriente, sobre todo por el carnavalón.
Enlace copiado
Dinámico.  La esperanza por incrementar las ventas no solo es de los grandes comerciantes y empresarios; también los vendedores que ponen sus negocios temporales tienen expectativas.

Dinámico. La esperanza por incrementar las ventas no solo es de los grandes comerciantes y empresarios; también los vendedores que ponen sus negocios temporales tienen expectativas.

Buena expectativa comercial por las fiestas migueleñas

Buena expectativa comercial por las fiestas migueleñas

Enlace copiado
Aunque no existe una cifra exacta sobre la cantidad de dinero que se mueve durante las fiestas migueleñas, y en especial cuando se desarrolla el famoso gran carnaval, comerciantes, empresarios, vendedores y miembros del Comité de Fiestas Patronales de San Miguel coinciden en que durante el período novembrino la actividad comercial se incrementa de manera exponencial.

El alza se debe a la cantidad de turistas que visita la ciudad y que consume todo tipo de bienes y servicios que ofrecen los negocios formales y las ventas temporales, así como de las personas que abarrotan el campo de la feria, la plaza de Toros y los carnavalitos de barrios, colonias y cantones.

Miguel Pereira, alcalde de San Miguel, se aventuró a decir que dirigentes de gremiales de comerciantes y empresarios migueleños estimaron que el año pasado el movimiento económico generado por las fiestas patronales rondó alrededor de $14 millones, y agregó que también la alcaldía se beneficia de toda esta actividad, ya que se cobran impuestos por las ventas que se instalan a las orillas de las calles y en lugares como los dos campos de la feria de este año y los parques.

“El año pasado fueron alrededor de $60,000 los que se recogieron del tema de impuestos de las tasas municipales de las ventas que se colocan ese día en (por) el carnaval; tuvimos alrededor de 1,000 a 1,500 ventas en todo el trayecto del carnaval, estamos hablando desde venta de chicles hasta venta de bebidas y todo lo que tiene que ver con la gastronomía”, indicó Pereira, y luego contó que el cobro del impuesto depende del tamaño de los puestos y locales.

Pereira también dijo que el dinero que se recauda de los negocios que pasan todo el mes en los campos de las ferias y otros lugares públicos de la ciudad generan otra ganancia nada despreciable, la cual no supo especificar por no contar con los datos.

Howard Gutiérrez, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, filial de San Miguel, coincidió con Pereira en que las fiestas patronales, y en especial el día y la noche del gran carnaval, es cuando más se dinamiza el comercio en la Perla de Oriente, ya que todos los sectores ven incrementada su actividad. Desde los hoteles, que logran ocupaciones del 100 % y aprovechan para elevar sus tarifas, hasta restaurantes, bazares, tiendas de conveniencia, gasolineras y salones de belleza locales, entre otros.

“El tema del carnaval siempre dinamiza la economía durante noviembre, en todos los sentidos, desde los micro y pequeños empresarios que se ubican en el campo de la feria hasta la gente que viene de afuera a vender comidas típicas. En término general, se dinamiza hasta en el tráfico y eso no deja de ayudar en todo sentido”, consideró.

Debido a esto, los comerciantes y empresarios se preparan durante casi todo el año.

Tags:

Lee también

Comentarios