Lo más visto

Más de El Salvador

Buenas aguas para la acuicultura familiar con asistencia de Taiwán

Desde hace dos años el país asiático apoya la reproducción de tilapia, para contribuir a mejorar la calidad de vida de los productores.
Enlace copiado
Impacto. En los últimos dos años se han desarrollado 1,200 proyectos en la región central del país con Acuicultura Familiar.

Impacto. En los últimos dos años se han desarrollado 1,200 proyectos en la región central del país con Acuicultura Familiar.

Enlace copiado

“En principio yo no sabía nada, no tenía ningún conocimiento de lo que era el cultivar tilapias en estanques”, contó Juan Bautista Acosta Tejada, un acuicultor del cantón Atiocoyo, en San Pablo Tacachico, La Libertad, al recordar cómo en 2000 comenzó con el proyecto familiar de la crianza del ejemplar marino.

Este productor acuícola, de 52 años, dijo que inicialmente realizó un préstamo a una institución bancaria para el cultivo de arroz, pero que luego de varios análisis junto a su familia decidieron construir tres estanques de 200 metros cuadrados para la crianza de la especie de aguas dulces.

Dos años después de arrancar con la iniciativa familiar decidió acogerse a uno de los proyectos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del Centro de Desarrollo Pesquero y Acuícola (CENDEPESCA), donde se le proporcionarían los alevines de tilapia para la crianza.

Sin embargo, para Acosta Tejada y cientos de acuicultores del país los beneficios no terminarían con la ayuda del MAG. Desde 2015, un total de 884 acuicultores de 10 departamentos reciben apoyo del Fondo de Desarrollo y Cooperación Internacional (ICDF por su siglas en inglés) de la República de China, Taiwán, que desarrolla el proyecto Acuicultura Familiar, junto al MAG y el CENTA, para el que ha destinado $4,430,477.

De acuerdo con la embajadora de Taiwán, Florencia Miao-hung Hsie, durante un período de cinco años su país implementará este proyecto en favor de los habitantes de zonas vulnerables a la pobreza en El Salvador. “Los objetivos del proyecto son mejorar la vida de la población de extrema pobreza del país, con la política agricultura familiar. Esto también ayuda a levantar la seguridad alimentaria”, comentó la embajadora Hsie, quien constató recientemente con una visita el avance del proyecto en Atiocoyo, acompañada de autoridades del MAG y CENDEPESCA.

“Además del conocimiento de tecnología tenemos la mejora de las instalaciones. En términos de legado para el país, la cooperación de Taiwán es invaluable”.  
Hugo Flores, viceministro de Agricultura

El trabajo coordinado entre las instituciones del Estado salvadoreño y la Embajada de Taiwán ha permitido que los acuicultores tengan nuevos conocimientos, lo que ha derivado en un mejor manejo de la crianza y producción de la tilapia, lo que abre nuevas puertas en diferentes mercados.

“Con la ayuda del CENDEPESCA y de la cooperación de Taiwán ahora estamos produciendo más de 2,000 quintales de tilapia al año, que está siendo comercializado en el mercado nacional. Esto ha generado un beneficio para nuestras familias y en mi caso ha generado un total de 11 empleos directos y muchos indirectos, lo cual nos ayuda en el desarrollo económico de estas zonas pobres del país”, manifestó Acosta Tejada.

Sin embargo, el reto de Taiwán en el tema de la acuicultura no se termina con la ayuda a los acuicultores. Desde 2015 ha proporcionado constantes asistencias técnicas en tres estaciones de crianza de alevines que están a cargo del MAG y CENDEPESCA, ubicadas en Atiocoyo, en Santa Cruz Porrillo (San Vicente) y otra más en Izalco (Sonsonate).

“Hemos logrado producir un millón de alevines híbridos para suplir la demanda que tenemos de acuicultores de cuatro departamentos del país”. 
Pedro Coreas, encargado de la estación de Atiocoyo

Solo en la estación de Atiocoyo se reproducen cerca de 500,000 alevines mensualmente, cantidad que puede superarse fácilmente a 6 millones al año, según el vicetitular del MAG, Hugo Flores.

Pedro Coreas, técnico del CEDEPESCA y encargado de la estación de Atiocoyo, dijo que en los laboratorios se trabaja con técnicos de Taiwán y han logrado la producción de alevines de tipo híbrido, el cual tiene un mayor peso y puede ser comercializado en un máximo de tres meses.

884
 acuicultores de 10 departamentos del país reciben apoyo del proyecto impulsado por la Embajada de Taiwán.


$4.4
 millones los que Taiwán ha desembolsado para proyectos de acuicultura coordinados con MAG y CENDEPESCA.

 6 lb
de peso máximo alcanzan las tilapaias gracias al cruzamiento híbrido que se realiza en las plantas de crianza de alevines. El mínimo aceptado por el mercado es de 1.5 libras.

Lee también

Comentarios