Lo más visto

Bukele devolvió vetada la Ley Especial contra el Tráfico Ilegal de Personas

El mandatario cumplió su amenaza de vetar la normativa. Argumenta que dicho delito ya está regulado en el código penal, y que las intenciones de quienes trafican con las personas no necesariamente son criminales sino intención de mejorar sus ingresos.

Enlace copiado
Bukele devolvió vetada la Ley Especial contra el Tráfico Ilegal de Personas

Bukele devolvió vetada la Ley Especial contra el Tráfico Ilegal de Personas

Enlace copiado

El presidente Nayib Bukele devolvió vetado a la Asamblea Legislativa el decreto 851, que contiene la Ley Especial contra el Tráfico Ilegal de Personas”, la cual fue aprobada para apoyar al órgano Ejecutivo en la lucha contra quienes se aprovechan de las personas que intentan salir del país y burlar los mecanismos legales para entrar a otros países.

Dicha ley fue aprobada el 25 de marzo por el órgano legislativo, con 58 votos: 22 de ARENA, 21 del FMLN, 5 de GANA, 6 del PCN, 2 del PDC, 1 del CD y el voto del diputado no partidario, Leonardo Bonilla.

Pese a que dicha normativa contaba con el apoyo de la Fiscalía General de la República y de la misma Embajada de Estados Unidos, el presidente anunció un día después de su aprobación que la vetaría ya que, según él, condenaba a las personas que intentan salir del país, pese a que la ley no establecía eso en ninguno de sus artículos.

Luego, en el veto enviado a la Asamblea, Bukele presentó sus argumentos para considerar que dicha ley es inconstitucional. Entre estos, el mandatario aseguró que el delito de tráfico ilegal de personas ya está contemplado en el código penal, que ya existen instituciones en el Estado que se dedican al problema o que las penas que impondría la ley no son proporcionales al delito en cuestión.

En su explicación del tema, Bukele argumenta que: “se ha identificado que algunos facilitadores del tráfico ilícito comparten altos niveles de marginalización y se han involucrado en dichas redes en un intento de aumentar sus ingresos más que motivados por intenciones criminales”.

Asimismo, el mandatario argumentó que si bien la ley busca proteger los derechos de las personas que migran, al no existir un traslado forzado del migrante (ya que este acepta su condición de migrante irregular), lo que debe predominar no serían los derechos del migrante sino la defensa de los intereses del Estado a controlar los flujos migratorios.

Como parte de su misma defensa del veto, Bukele explicó que el aumento de las penas no es adecuado sin que se atienda las causas estructurales que contribuyen al fenómeno de la migración.

En cuanto a las penas, en el caso del tráfico ilegal de personas, el código penal establece penas entre seis y diez años, mientras que la ley especial elevó la pena a entre ocho y doce. Bukele consideró que este aumento es innecesario y desproporcionado.

Para justificar su punto, el mandatario comparó la pena establecida en la ley especial con la pena contemplada en la ya existente Ley Especial contra la Trata de Personas, la cual establece penas de entre 10 a 14 años. Bukele cuestiona que la pena máxima por traficar ilegalmente a personas (12 años) sea superior a la pena mínima para quienes realizan trata (10 años), la cual considera un delito más grave.

El veto fue recibido hoy por la Asamblea; sin embargo, difícilmente quedará tiempo para que el mismo pueda ser discutido y superado. Esto tendría que suceder en la última plenaria que tendrá la actual legislatura, la cual está programada, de manera tentativa, para el próximo martes. 

Luego, la nueva Asamblea, con mayoría de Nuevas Ideas, se pronunció ya en contra de la aprobación de dicha ley; y aseguran que trabajarán una nueva, pero sin que al momento hayan mencionado cómo será la misma.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines