Bukele instalará a vendedores en espacios recuperados

Mientras tanto, el mercado Cuscatlán genera gastos de alquiler y no es utilizado
Enlace copiado
Bukele instalará a vendedores en espacios recuperados

Bukele instalará a vendedores en espacios recuperados

Bukele instalará a vendedores en espacios recuperados

Bukele instalará a vendedores en espacios recuperados

Enlace copiado
La alcaldía capitalina ubicará en los próximos días a vendedores informales en zonas que, como parte del rescate del Centro Histórico de San Salvador, habían sido recuperadas por la pasada administración municipal.

Entre octubre y diciembre de 2012 y bajo la administración del exalcalde arenero Norman Quijano, la Alcaldía Municipal de San Salvador recuperó 33 cuadras ocupadas por vendedores informales, para realizar un plan de reordenamiento de la capital.

Con Nayib Bukele al frente de la alcaldía, los vendedores informales fueron regresando de a poco a los lugares recuperados, pero con puestos ambulantes que no generaban mayor incomodidad para los propietarios de comercios formales, primordialmente los que se encuentran ubicados en la calle Arce.

Pero a inicios de esta semana, varios comerciantes fueron desalojados de ese sector, para que trabajadores municipales pudieran levantar varias estructuras metálicas que resguardarán próximamente a otros vendedores informales que proceden de la zona de Catedral Metropolitana.

“Nosotros hasta dormimos en nuestros lugares de trabajo el domingo por la noche para protegerlos, pero el lunes vinieron agentes del CAM para pedirnos que desalojáramos, porque se iba a comenzar a levantar los canopis. En un día levantaron todo eso”, dijo una de las vendedoras removidas, al tiempo que señaló el área donde estaba su lugar de trabajo.

Los vendedores desalojados han tenido que moverse una cuadra al occidente del lugar donde tenían sus puestos. Ellos aseguran que representantes de la comuna capitalina les han ofrecido ser reubicados en el nuevo mercado Cuscatlán o en avenidas aledañas a la calle Arce.

“Nosotras no queremos irnos al nuevo mercado, porque ahí ni gente va a llegar, parece centro comercial. Además, nos han ofrecido que nos instalemos en las avenidas laterales a esta calle (Arce), pero unas ya están ocupadas por otros vendedores y en otras no pasa nadie por ahí”, mencionó otra vendedora ambulante, quien “por seguridad” prefirió conservar el anonimato.

En contraste con la demanda de espacios, el mercado Cuscatlán fue inaugurado el 12 de enero pasado, por el alcalde Bukele, pero continúa sin ser utilizado y generando gastos de alquiler, que mensualmente le cuesta $85,000 a la comuna capitalina.

La reubicación de los vendedores en las zonas recuperadas de la calle Arce también provoca preocupación e inconformidad entre los propietarios de los almacenes formales. Los afectados coinciden en que no solo se perderá el orden, la limpieza y el ornato de la zona, sino que también habrá pérdidas en cuanto a inversión y ganancias se refiere.

“Cuando desalojaron las ventas que tapaban nuestro negocio, yo invertí para comodidad de nuestros clientes: pusimos focos led, el aire climatizado que consume 80 % menos de energía, sistema de baños que consumen hasta un 60 % menos de agua, y esa inversión se verá afectada con la reducción de las ventas”, pronosticó un propietario.

“Va a ser una competencia desleal, porque más de alguno de los que se va a venir a poner enfrente de mi negocio va a vender ropa al igual que yo, pero más barata. No puedo competir con eso porque yo pago impuestos y ellos no”, expresó otro dueño de negocio.

“Vamos a perder nuestra zona de carga y descarga de mercadería, por las ventas que van a instalar frente a nuestros negocios”, opinó otro comerciante que, al igual que los demás, no reveló su nombre.

En ese contexto, LA PRENSA GRÁFICA intentó obtener una versión de la comuna capitalina, pero ninguno de los responsables del área de comunicaciones atendió las llamadas telefónicas.

Lee también

Comentarios

Newsletter