Bus de la ruta 145 atropella a madre e hija

La niña tiene cuatro años y salía de su segundo día de clases cuando sucedió.
Enlace copiado
Enlace copiado
No pudo regresar a su casa después de su segundo día en el kínder. Cuando Tiffany C., de cuatro años, y su madre, Idalia G., de 17, salían del Colegio Profesora Mercedes Maiti de Luarca, en San Martín, fueron embestidas por un autobús de la ruta 145. En el pavimento quedó la sandalia de Idalia y a unos cuantos metros de distancia quedó uno de los zapatos de su hija.

De forma preliminar, un agente de la Subdirección de Tránsito de la Policía Nacional Civil, que omitió su identificación, explicó que ambas intentaban cruzarse la carretera Panamericana, a la altura del kilómetro 14, frente al referido colegio, cuando el bus las atropelló.

El policía indicó que la unidad, placas AB 811-82, las arrastró unos 20 metros aproximadamente, lo cual indica, según consideró, que el motorista de la unidad conducía a excesiva velocidad.

“Venía el bus de oriente a poniente y, como siempre, estos individuos no respetan a nada ni a nadie, se las pasó llevando. Las atropelló y las arrastró unos 20 metros”, detalló el agente.

Tras atropellar a la niña y a la madre, el motorista del bus abandonó la unidad en el lugar y huyó, según las autoridades.

La policía también señaló que en la zona donde ocurrió el accidente hay dos colegios, por lo que los conductores deberían manejar con precaución puesto que es una zona escolar.

Personas particulares y una patrulla de la policía auxiliaron a las víctimas tras el accidente.

El Hospital de San Bartolo recibió a la madre, que resultó con un trauma craneoencefálico severo y debido a su condición delicada solo fue estabilizada en este centro médico y posteriormente trasladada al Hospital Rosales.

Ayer por la tarde se consultó en el Rosales sobre su estado e indicaron que estaba ingresada en Máxima Urgencia con ventilación asistida.

Al cierre de esta nota estaba siendo operada y los médicos que la atendían consideraban trasladarla a la unidad de cuidados intensivos debido a que su condición era crítica.

Mientras que la niña fue trasladada, primero, a una unidad médica del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), dijo la policía. No obstante, debido a su condición delicada fue remitida al Hospital de Niños Benjamín Bloom.

Familiares dijeron a LA PRENSA GRÁFICA que el lunes había empezado a estudiar y que acababa de salir de su segundo día de clases cuando la atropellaron.

En el Hospital Bloom fue atendida en la Unidad de Máxima Urgencia. La pequeña sufrió un golpe en la cabeza y perdió varios dientes, detalló Roberto Trejo, jefe de residentes de Cirugía de ese centro médico pediátrico.

Fue sometida a una Tomografía Axial Computarizada (TAC), donde los médicos determinaron que tiene un golpe en el tejido cerebral del lado izquierdo (contusión), pero no tiene fracturas ni acumulación de sangre.

Por lo anterior, los médicos no la sometieron a una operación; sin embargo, quedó ingresada en observación, porque ningún familiar se había hecho presente ayer al mediodía, informó Trejo.

Sobre la condición de la niña, Trejo apuntó: “Aparentemente está estable, pero se le va a hacer unos estudios, porque tiene un golpe craneoencefálico y una herida en la boca, ha perdido unas piezas dentales”.

La literatura médica detalla que ese tipo de lesión puede provocar una disminución en la función mental a largo plazo.

Pasados 29 días de enero, un total de 23 niños han sido atendidos por lesiones de accidentes de tránsito en el Hospital Bloom.

En octubre del año anterior, en ese mismo municipio, un microbús de la ruta 140 atropelló a dos hermanitos, de dos y 12 años. Al más pequeño le extrajeron el riñón en el hospital debido a las lesiones que tenía tras el accidente.

Tags:

  • PNC
  • autobus
  • ruta 145
  • San Martin
  • accidentes de transito
  • Panamericana

Lee también

Comentarios

Newsletter