Buscan apoyar a niños y jóvenes retornados

La organización estadounidense USCRI asiste al ISNA en el tema. Desde agosto, esta oficina ha atendido a 143 menores y jóvenes.
Enlace copiado
Recibimiento.  143

Recibimiento. 143

Buscan apoyar a niños y jóvenes retornados

Buscan apoyar a niños y jóvenes retornados

Enlace copiado
El Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA), en coordinación con la Oficina Regional para Centroamérica del Comité estadounidense para personas refugiadas e inmigrantes (USCRI), han lanzado un plan piloto en Usulután con el objetivo de darle oportunidades a los niños y jóvenes retornados de estados Unidos.

Elda Gladis Tobar, directora ejecutiva del ISNA, manifestó que la idea es poder darles a los retornados opciones de estudio y trabajo en el país, para que no tengan la intención de viajar de nuevo.

“Queremos dar una atención directa a nuestros niños y adolescentes, así como a sus familias, para que tengan la oportunidad de terminar su bachillerato. Los que puedan optar por un empleo que tengan acceso a él... No queremos acumular cifras, sino que ayudar a los retornados”, afirmó.

La funcionaria informó que en diciembre pasado 78 menores originarios de Usulután retornaron luego de ser sorprendidos por su estatus ilegal en Estados Unidos, o en tránsito hacia ese país.

Para desarrollar el plan piloto, el ISNA ha recibido apoyo de la USCRI, tanto en el ámbito financiero como con psicólogos y otros profesionales, para que trabajen con los niños y adolescentes.

“Hemos reforzado al ISNA con un equipo de psicólogos, trabajadores sociales y un abogado, quienes están trabajando directamente para insertar a los niños dentro de sus comunidades o ciudades de origen”, expresó Eunice Olán, coordinadora de la oficina centroamericana de USCRI.

Según Olán, desde agosto han trabajado como oficina con 143 niños y adolescentes retornados, originarios del departamento de Usulután, con quienes han estado buscando opciones para que permanezcan en el país.

“El trabajo está enfocado en encaminar esfuerzos para la reinserción de los niños. Hay adolescentes y niños que no es de ellos la decisión de irse, sino que de la familia; pero a los que deciden quedarse los apoyamos a que sigan en estudiando o que puedan optar por un empleo”, afirmó.

USCRI determinó que la migración de los niños y jóvenes radica en la situación familiar, debido a que en Estados Unidos están sus padres y otros parientes; así como en factores económicos y vinculados a la violencia, ya sea por residir en zonas de riesgo o haber sido amenazados.

Usulután, según los datos del ISNA, es el segundo departamento del país, después de San Salvador, que más retornados registra. Jiquilisco es el municipio donde hay más casos reportados, y según las autoridades se debe a la necesidad de sus habitantes de huir de la violencia crítica que existe en ese sector, además de la búsqueda de mejores ingresos económicos.

La mayoría de niños y jóvenes no pueden llegar a Estados Unidos y son capturados en México, llevados a unos albergues donde se han dado varios casos de abuso de distinto tipo.

“En los albergues son vulnerados los derechos, sobre todo en la parte de la salud; por lo que eso se pretende evitar, ya que en esos albergues pueden durar meses. Como ISNA podemos hablar con el director para que no pierdan sus estudios”, mencionó la directora ejecutiva del ISNA.

Al trabajo del ISNA y el USCRI se unen los juzgados de la niñez y adolescencia, el Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia y comunidades.

Tags:

  • Usulután
  • plan piloto retornados

Lee también

Comentarios

Newsletter