Buscan legislar la salud mental en un país violento

Secuelas de la guerra, el fenómeno de las pandillas, brutalidad de asesinatos y violencia vial impulsan en la Asamblea la discusión de una ley para garantizar la salud mental.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los niveles de violencia en el país, manifestaciones de agresión y deficiencias en la atención han llevado a los diputados de la comisión de salud de la Asamblea Legislativa a discutir una nueva Ley de Salud Mental, con un enfoque de prevención, diagnóstico, tratamiento integral y rehabilitación de los trastornos psíquicos y de conducta de los salvadoreños.

Los legisladores y médicos citados a la comisión coinciden en que si bien el sistema de salud contempla una política de salud mental, a 25 años de que se puso fin a la guerra civil, hay una deuda en la prevención y deficiencias por falta de una normativa.

“El Salvador tiene un grave problema de psiquiatría social. Mire usted, los desmembramientos, las decapitaciones, las formas brutales que un salvadoreño mata a otro. Eso es un grave problema de salud mental que necesita una parte preventiva y una parte de atención; pero también la parte de rehabilitación y reinserción”, expresó el diputado de ARENA y presidente de la comisión, Orlando Cabrera Candray, quien presentó una de las iniciativas de ley. La semana pasada, también se agregó al debate un anteproyecto que presentó el MINSAL.

Según las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC), en 2017, en el país se han cometido en promedio nueve asesinatos diarios.

El diputado del FMLN Guillermo Mata también coincidió en que convivimos en un entorno social de inseguridad y violencia, que muchas veces afecta el estado de ánimo de las personas y provoca depresión, estrés y angustia.

“El fenómeno de la violencia, el fenómeno de la agresión, todo lo que tiene que ver con tener un entorno apacible y tranquilo, en nuestro país está completamente deteriorado, y no solo por la guerra sino por el fenómeno social de las pandillas”, dijo Mata. Señaló que el reflejo de la salud mental se observa desde que salimos a las calles donde la gente “pita por gusto, nos echa el carro y nos insulta”.

La Unidad de Salud Mental del MINSAL en 2016 diagnosticó 6,600 casos de trastornos mentales. Por eso, los legisladores dicen que es necesario que la ley impacte desde la infancia, donde los responsables sean la familia y los centros educativos.

Fracaso en la atención

El país también falla en la atención médica de aquellos pacientes que han desarrollado una enfermedad mental, ya sea aguda o crónica. El reflejo de esa situación es el Hospital Nacional Psiquiátrico Dr. José Molina Martínez.

El director de ese centro de salud, Melvin Gómez, llegó a explicar a la comisión de salud que uno de los problemas es la sobrepoblación, principalmente de privados de libertad, porque los jueces emiten órdenes de ingreso sin ningún criterio médico. “El servicio no da para manejar 112 pacientes. La legislación dice que un oficio es legal, pero no está estipulado que debe de ser como dice ahí en la propuesta (de ley), tener criterios médicos psiquiátricos”, indicó. Asimismo, dijo tienen pacientes ancianos internados por más de 40 años que han sido olvidados por los familiares y adolescentes internados con adultos (ver nota a parte).

Con la normativa, se busca establecer una nueva reestructuración, planificación y armonía institucional sectorial, para determinar qué pacientes deberían de recibir tratamiento y quienes requieren hospitalización. Además, dar al Hospital Psiquiátrico otra designación, debido a que funciona como un hospital de segundo nivel, pero labora como de primer y tercer nivel.

La propuesta de ley también plantea que habrá un Consejo de Salud Mental, encargado de análisis, asesoría para el desarrollo de políticas y programas de salud mental que se apliquen en instituciones públicas. El FMLN dice que no es necesario, sino “dar un marco legal, un marco humano al tratamiento de los pacientes, tener más médicos especializados, psicólogos”. La propuesta también dice que el Ministerio de Salud considerará en su presupuesto la inversión de al menos 1.5 % para invertirlo en la atención.

En la comisión de salud todavía está en discusión los artículos de la propuesta de ley.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter