Lo más visto

Más de El Salvador

Buses R-202 reducen viajes por amenazas

Es la cuarta vez en este año que los motoristas de dicha ruta deciden no sacar las unidades por temor a ser asesinados por los pandilleros.

Enlace copiado
Buses R-202 reducen viajes por amenazas

Buses R-202 reducen viajes por amenazas

Enlace copiado

Más de 100 unidades que prestan su servicio de Ahuachapán hacia San Salvador dejaron de circular a las primeras horas de ayer, luego de que los motoristas fueron amenazados por pandilleros, según confirmaron trabajadores de dicha ruta. La reducción de labores ocurrió entre las 3:30 de la madrugada y 7 de la mañana, según algunos de ellos.

Las unidades que inicialmente no circularon fueron las que están con la Asociación de Transportistas Ahuachapanecos (ASOTRA), que tiene 116 autobuses. Solo las 16 unidades que no pertenecen a esta asociación prestaron su servicio con normalidad.

Por la irregularidad del servicio los más afectados fueron los usuarios que viajan desde Ahuachapán hasta San Salvador, debido a que tuvieron que viajar primero a Santa Ana para llegar a su destino en la capital, como ha ocurrido en ocasiones anteriores por la misma causa.

Algunos motoristas de buses de la ruta 202 dijeron que la reducción de labores fue por las amenazas que, supuestamente, recibieron por parte de pandilleros que les advirtieron de no sacar las unidades.

“Nos avisaron desde el martes en la noche que no fuéramos a sacar los buses porque había una nueva amenaza de los pandilleros”, comentó uno de los trabajadores de ASOTRA.

Añadió que los conductores volvieron a sus labores cotidianas cerca de las 7 de la mañana, luego de que, supuestamente, se resolvió el problema entre los pandilleros y empresarios, que era la entrega de la extorsión.

Sin embargo, algunos empresarios de la ruta 202 negaron el acercamiento con pandilleros y explicaron que fue el temor de algunos de sus empleados por salir temprano a trabajar.

“Es lógico que ellos tengan cierto miedo de salir temprano a trabajar, porque sus tres compañeros asesinados han trabajado en esos horarios, pero no podemos de dejar sin el servicio al usuario”, comentó uno de los transportistas.

Los motoristas confirmaron que en tres ocasiones han reducido este año las labores debido al asesinato de igual número de sus compañeros. La policía atribuyó los crímenes a pandilleros, sin que hasta el momento se logre la captura de los hechores de las muertes de los trabajadores.

Los homicidios contra los motoristas fueron cometidos en enero, agosto y septiembre, mismas fechas en que, después de los asesinatos, los trabajadores de ASOTRA decidieron guardar las unidades de transporte público por temor a más ataques.

Por su parte, algunos usuarios cuestionaron los motivos expresados por los motoristas para suspender labores y recordaron que son varias ocasiones en las que han afirmado ser víctimas de las pandillas.

“Una y otra y otra vez dicen lo mismo, por eso ya ni la Policía les cree. Deberían de buscarse nuevas excusas”, dijo en tono molesto Raúl Molina, un usuario que ayer se dirigía hacia el Hospital General del Seguro Social en San Salvador.

Lee también

Comentarios