Lo más visto

Más de El Salvador

Butacas vacías y polémica en las entrevistas para CSJ

El Centro Cívico Cultural Legislativo fue la casa de la tercera y cuarta ronda de entrevistas a aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el 19 y 22 de este mes, respectivamente.
Enlace copiado
Butacas vacías y polémica en las entrevistas para CSJ

Butacas vacías y polémica en las entrevistas para CSJ

Enlace copiado

En la confluencia imperaba la soledad en los asientos, en donde se acomodaron unas pocas decenas de personas pertenecientes en su mayoría a organizaciones civiles. Hasta ahora son 16 de 30 los candidatos que han sido entrevistados por los diputados que conforman la subcomisión política, encargada de la tarea.

Esta es una nueva modalidad de elección de magistraturas para la CSJ. El protocolo dicta que los postulantes deben contestar tres preguntas introductorias para exponer sus conocimientos en materia jurídica y hablar sobre su experiencia.

Posterior a eso, los diputados se disponen a expresar sus interrogantes, para después dar paso al interrogatorio del público. Es el protocolo que la comisión pretende imponer en cada jornada de entrevistas, pero los procesos políticos suelen ser muy caprichosos por lo que tienden a salirse del libreto marcado. Eso fue lo que pasó en la tercera jornada, en la que participaron Marlon Cornejo, Sonia Cortez de Madriz (actual procuradora general de la República), Rosa Fortín y Luis García.

A la política no le importó el protocolo. En la sesión del 19, el público entregaba sus preguntas, luego de los cuestionamientos realizados por los diputados. El coordinador de la subcomisión, diputado Alberto Romero, leía los papeles que le pasaban y una a una iba descartando preguntas de los asistentes, que consideraba “muy personales”, para formularlas al aspirante, que en ese momento era la procuradora.

Se dio por finalizada su entrevista, pero la situación rompió con la benignidad reinante en la sala. La directora ejecutiva de la organización SOS Justicia, Morena Paredes, se levantó de su asiento y reclamó a los diputados por la “filtración” de preguntas. El lugar se llenó de reclamos gritados por parte de Paredes y de la voz de Romero saliendo por los parlantes que pedía orden; algo que no logró obtener. Romero llenó su semblante de molestia y dijo por micrófono que la sesión se suspendía, lo apartó con estrépito y se levantó colérico de su asiento.

Los demás diputados lo lograron tranquilizar y reanudó las entrevistas. Paredes no fue sacada del lugar. Según la miembro de SOS Justicia, los diputados Alberto Romero y Mario Tenorio, la amenazaron con sacarla a la fuerza del Centro Cívico. “Ha sido una experiencia ofensiva, irrespetuosa, totalmente.

Además, ha sido reveladora del proceso amañado que se está siguiendo aquí, para la selección de los magistrados”, dijo Paredes al terminar la jornada, en la que temas como los derechos humanos, la situación de violencia en el país, la imparcialidad de los candidatos, la transparencia y la importancia de la autonomía de la CSJ fueron los que pautaron la dirección en las entrevistas.

En la sesión del 22, las cosas no cambiaron mucho. Los asientos vacíos representaban la abrumadora mayoría. En esa jornada se hicieron entrevistar Ramón Granados, José Lovo, Óscar Luna y Marina de Jesús Marenco.

En esa ocasión, los temas más relevantes que se tocaron fueron las críticas que se le hacen a la CSJ a escala nacional e internacional, la sobrecarga de trabajo en los tribunales, la polémica por el 6 % que recibe la institución del presupuesto nacional y el peligro que viven las personas que son parte del Órgano Judicial por la crisis de violencia en el territorio nacional. Ninguno de los dos días estuvieron desligados de la polémica.

En la última reunión, el diputado Schafik Hándal, del FMLN, recordó la época de “tiranía”, como él la calificó, en la que el Órgano Judicial era más débil y facilitaba la violación de los derechos humanos. En contestación, el diputado del PCN, Cnel. Antonio Almendáriz, le recordó que en esos tiempos no existía tanta corrupción.

Como tercer actor de la escena intervino el diputado independiente, Leonardo Bonilla. Expresó su pesar por la confrontación y lamentó que “seamos gobernados por los actores de la guerra”. Sin embargo, hasta ahí acabó el conflicto. La última entrevista siguió y terminó con normalidad. La próxima ronda será el martes con la expectativa de tener más participación. En la Villa Dueñas desfila el futuro de la CSJ.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines