CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

Exgerente de Corte de Cuentas Milton Rodríguez dice que fue despedido por incomodar a los titulares.
Enlace copiado
CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

CCR incumple orden de reinstalar a exgerente

Enlace copiado
Milton Rodríguez era el gerente general de la Corte de Cuentas de la República (CCR), en la gestión del exmagistrado presidente Rosalío Tóchez, hasta que el 8 de julio de 2014 fue separado de su cargo. Según el análisis de Rodríguez, el magistrado sucesor de Tóchez, Johel Humberto Valiente, lo sacó de la institución sin justificación para “tener el control y poder absoluto de los temas administrativos de la Corte”. Ante esto, Rodríguez acudió a varias instituciones para denunciar a Valiente e incluso a los tres actuales magistrados por no reinstalarlo.

El problema de no tener un gerente, según dijo Rodríguez a este periódico, es que la Corte de Cuentas queda a la voluntad política de los que eligen a los tres magistrados en la Asamblea Legislativa.

“Yo me he quedado sin trabajo, quiero de nuevo mi empleo. Pero también quiero trabajar por la transparencia, por eso quiero volver. Es cierto, a mí me contrataron en los tiempos de Tóchez, pero no por eso yo dejé de señalar lo que me parecía incorrecto, ilegal y corrupto. Me han bloqueado porque saben que un gerente les hace contrapeso”, dijo el exgerente.

Todo comenzó, según Rodríguez, luego de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional al exmagistrado Tóchez en junio de 2014. Justo después de que Tóchez sacó sus cosas de la oficina presidencial y llegó Valiente a reemplazarlo, Rodríguez recibió un escrito en el que se le informaba que sus nuevas funciones serían hacer diagnósticos internos en la Corte.

“Me opuse, porque tenía un contrato que llegaba hasta diciembre de ese año (2014) en el que estaban claras mis funciones como gerente. Como me opuse, hasta cambiaron las chapas de mi oficina y me obligaron a irme a otra. Hice los diagnósticos que me pidieron y los entregué, pero luego recibí otro escrito en el que se me informaba que por desobediencia y por no entregar los informes me separaban del cargo”, dijo Rodríguez y agregó que los informes que entregó tenían el sello de recibido en la presidencia de la CCR.

De acuerdo con Rodríguez, no tuvo otra opción más que retirarse de la Corte. Le abrieron la oficina de la gerencia y, mientras guardaba sus cosas en cajas, les dijo a los que estaban presentes que este caso iba a conocerse en la Fiscalía General de la República (FGR), en el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), en los juzgados de lo Mercantil y Civil y en la CSJ. Valiente se acercó y, según su versión, le dijo: “¿Y a usted qué político lo respalda? Yo fui guardia nacional y no le tengo miedo a nada”. Días después, Rodríguez presentó ante la Sala de Contencioso Administrativo de la CSJ un escrito pidiendo el reinstalo.

La sala admitió el escrito hasta el 14 de febrero de 2015 y a la vez emitió como medida cautelar el reinstalo de Rodríguez. Con la notificación, el exgerente fue a la Corte de Cuentas a pedir su reinstalo, pero personas enviadas por Valiente le dijeron que eso no era posible. Le explicaron que había un acuerdo para que la plaza de gerente fuera suprimida de la planilla. También dijeron que eso estaba en firme y que hasta había sido enviado al Diario Oficial para que se publicara.

“Tuve que regresar a informar de esto a la Sala de lo Contencioso para que hiciera algo al respecto, porque eso no era posible”, dijo.

La razón por la que Rodríguez insistió ante la sala en que no se podía suprimir esa plaza era porque auditorías externas, pagadas por la Asamblea Legislativa, señalaban que en la CCR había presidencialismo.

Las auditorías externas detallaban que no era posible que el magistrado presidente atendiera asuntos administrativos y al mismo tiempo atendiera responsabilidades como juez de la Cámara de Segunda Instancia.

La sala se tardó un año y medio más para reiterarle a las autoridades de la Corte de Cuentas que tenían que cumplir la medida cautelar de reinstalar a Rodríguez, mientras se dirimía el caso.

Con la notificación, Rodríguez pidió a los nuevos magistrados, Rodrigo Barahona, Osmín Cunza y Karen Cruz, su reinstalo. Pero la respuesta fue un no. “Lo que queda es esperar a que las denuncias prosperen en las instituciones y que la Asamblea tome en cuenta la desobediencia de estos magistrados para no reelegirlos”, dijo.

Al cierre de esta nota, la unidad de prensa de la CCR no había contestado la petición de una versión de los magistrados sobre el caso.
 

Tags:

  • corrupcion
  • ccr
  • corte de cuentas

Lee también

Comentarios

Newsletter