CCR señala que MIDES obstaculiza auditoría

La Corte de Cuentas envió un escrito a la Fiscalía para que investigue si representantes de MIDES cometieron algún delito al evitar que los auditores pudieran revisar los registros contables.
Enlace copiado
CCR señala que MIDES obstaculiza auditoría

CCR señala que MIDES obstaculiza auditoría

Enlace copiado

El tiempo para auditar a la empresa Manejo Integral de Desechos Sólidos (MIDES) estaba por agotarse. Por eso los auditores de la Corte de Cuentas de la República (CCR) llegaron a esa sociedad de economía mixta en agosto de 2017 con la intención de quedarse a realizar un examen especial a los libros y registros contables, correspondientes al periodo entre enero y diciembre de 2012. Los empleados de MIDES se los impidieron, según avisos presentados por la CCR.

El 8 de agosto del año pasado, los auditores de la Dirección de Auditoría 6 llegaron a las oficinas de la empresa propiedad de Enrique Rais. También lo hicieron con urgencia, porque podían cometer algún delito de omisión o negligencia al no investigar el manejo de los fondos públicos que recibió MIDES, en 2012, de parte de algunas alcaldías para recoger la basura de los municipios.

“Dé inicio a una exhaustiva investigación que lleve por fin la deducción de las responsabilidades penales que correspondan”.
Carmen Elena Rivas,  presidenta de la Corte de Cuentas

Los auditores tuvieron que regresarse con las manos vacías, porque empleados de la empresa les dijeron que la CCR no tenía competencia para indagar en sus registros. El representante legal, Mauricio Arrieta, también les dijo que no podía dejarlos intervenir, porque en ese momento ya estaban sometidos a otra auditoría ambiental y no había espacio en la oficina para más auditores.

La presidenta de la Corte de Cuentas, Carmen Elena Rivas, recibió el 26 de enero de este año un informe en el que se detallaba la “obstaculización”. Tras revisarlo, tomó la decisión de informar al fiscal general, Douglas Meléndez, para que “dé inicio a una exhaustiva investigación que lleve por fin la deducción de las responsabilidades penales que correspondan”. Además, envió una copia del mismo escrito al presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, y al presidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos, para que estén enterados.

Junto con el escrito, la presidenta de la CCR adjuntó al fiscal general “la evidencia recopilada y demostrativa de la obstaculización descrita”. Esa evidencia contiene una serie de escritos entre los auditores y el representante legal de MIDES y el informe final del examen especial, que se limita a señalar que no pudieron realizar la investigación contable.

“La auditoría ambiental a la que estuvimos sometidos ya finalizó. Ahora, si vienen los auditores de la Corte pueden hacer la suya”.
José Campos Ventura, vocero de la empresa MIDES

En uno de esos documentos, el representante legal le pregunta a la Corte de Cuentas si realmente tiene la competencia para auditar el manejo de los fondos. Los auditores le respondieron en ese momento que según la ley de la CCR, en su artículo 6, están facultados para auditar empresas de capital mixto (conformado por dinero público y privado).

En otro de los escritos, el representante le pide a los auditores que le otorguen una prórroga de 60 días hábiles para recibirlos, argumentando que ya tenía en su oficina a un grupo de auditores ambientales que estaban haciendo una investigación sobre el relleno sanitario de Nejapa.

Los auditores, sin embargo, le respondieron que la otra auditoría no era un argumento válido para otorgar una prórroga. Además, los auditores interpretaron la solicitud de prórroga como una obstaculización al proceso de auditoría o, peor aún, como una estrategia para dilatar el examen especial y dejar que caducara.

Con todo lo ocurrido, los auditores le escribieron a la presidenta de la CCR para informarle que estaban contra el tiempo y que no podían esperar más. Sobre todo porque también podría caducar el tiempo para auditar el periodo comprendido entre 2013 y 2014.

De acuerdo con la ley, la CCR no puede auditar la gestión de alguna institución después de cinco años.

MIDES: las puertas están abiertas

Uno de los voceros de MIDES, José Campos Ventura, confirmó ayer que en agosto del año pasado los auditores intentaron instalarse y realizar el examen especial. También confirmó que no los dejaron quedarse e insistió en que en ese momento no había espacio para los auditores.

“Cuando ellos (los auditores) pidieron un espacio y luego vinieron, nosotros les dijimos que no podíamos darlo. Es que no era un solo auditor, ni dos, ni tres. Eran cuatro, más el encargado eran cinco, que querían un espacio en las oficinas. Eso no era posible porque ya éramos objeto de otra auditoría en ese momento”, dijo Campos Ventura.

El vocero agregó que aquella auditoría ambiental ya finalizó y que ahora los auditores de la Corte de Cuentas tienen las puertas abiertas para su examen especial.

El dueño de MIDES es Enrique Rais, un empresario que se encuentra prófugo de un proceso judicial en su contra acusado de pagar a jueces, fiscales y abogados que lo favorecían.

 

Auditoría a la INE
La Corte de Cuentas ya comenzó, como lo prometió el año pasado, a auditar a empresas de capital mixto y otras que manejan fondos públicos, como Inversiones Energéticas (INE), la cual es una subsidiaria de la CEL.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter