Lo más visto

CELAM evaluará la crisis de violencia que sufre el país

También se tendrán en cuenta problemas como los de Venezuela y Paraguay. La cumbre además se enfoca en trabajo pastoral de la Iglesia.
Enlace copiado
La asamblea del CELAM comenzó ayer en San Salvador. Discutirá varios puntos religiosos y de la realidad latina.

La asamblea del CELAM comenzó ayer en San Salvador. Discutirá varios puntos religiosos y de la realidad latina.

Impdsfsd.  Lorem ipsum dolor  Lorem ipsum dolorLoremipsumLorem ipsum dolor  Lorem ipsum

Impdsfsd. Lorem ipsum dolor Lorem ipsum dolorLoremipsumLorem ipsum dolor Lorem ipsum

Enlace copiado
El Concejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en su cumbre en El Salvador, no dará un pronunciamiento exclusivo sobre la situación de la violencia en el país, según confirmó ayer el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, durante una conferencia.

Escobar Alas aseguró que si bien durante la sesión se dará un espacio especial para discutir los problemas salvadoreños como la violencia, polarización y hasta las constantes denuncias de corrupción en contra del Gobierno, no quedará plasmado en un documento único, sino que será parte del pronunciamiento final, que abordará todos los aspectos tratados durante la reunión.

El arzobispo de San Salvador dijo que también se estudiarán las situaciones que atraviesan otras países latinoamericanos como Venezuela y Paraguay.

Escobar Alas dijo que El Salvador es de los países que más violencia sufre: “Además de ser el más pequeño del continente, es también de los pobres y más violentos”, de allí que agradecía el afán del CELAM por instalar su asamblea en San Salvador.

El arzobispo aseguró que con solo el hecho de tener la cumbre en El Salvador se hacía un mensaje general sobre la situación del país.

Ayer, el presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, el cardenal Rubén Salazar, aseguró que el caso venezolano estaba en la agenda para ser estudiado.

“Comenzamos con la sesión inaugural y no tenemos un diagnóstico para ser brindado, pero nos preocupa Venezuela. Ya otras conferencias se han pronunciado, como Colombia, Chile y otras”, dijo Salazar, pero insistió que era “difícil tener un análisis a fondo” si la cumbre apenas iniciaba.

El análisis

Salazar aseguró que para poder dimensionar mejor la crisis venezolana se nombraría una comisión para tratar de establecer un estudio más completo.

El cardenal aseguró que muchas de las noticias que llegan de este país sudamericano son “fragmentadas”, de allí que necesitaban mirar más a fondo.

La comisión estará integrada por Diego Padrón, el presidente de la Comisión Episcopal Venezolana y otros obispos reunidos en la cumbre.

El presidente del CELAM, sin embargo, dijo que no todo estaba orientado a la situación actual de los países latinoamericanos, sino también a la revisión del trabajo de la Iglesia dentro del cuatrienio que inició en 2015 y finaliza en 2019.

En ese sentido, aseguró que uno de los ejes principales de la cumbre es revisar el trabajo de la “iglesia en salida, para responder al llamado del papa Francisco de tener una iglesia pobre para los pobres”.

El saludo del papa

Ayer, también, Francisco hizo llegar un saludo a los obispos reunidos en la cumbre e hizo relación con el encuentro que hicieron unos pescadores con la imagen de Nuestra Señora Aparecida hace 300 años.

El papa hizo una semejanza entre aquellos pescadores con las personas de hoy, que atraviesan problemas semejantes, agravados en otros aspectos: “Lo que más duele es ver que (las personas) -casi de ordinario- salen a enfrentar la inclemencia generada por uno de los pecados más graves que azota hoy a nuestro continente: la corrupción, esa corrupción que arrasa con vidas sumergiéndolas en la más extrema pobreza”.

Para el papa, el ícono de Aparecida significa “aprender a mirar al pueblo de Dios. Aprender a escucharlo y a conocerlo, a darle su importancia y lugar”.

Francisco les recordó a los obispos la exhortación apostólica Evangelii Gaudium: “Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”.

Dentro de todo ese contexto solicitado por el pontífice es que el CELAM abordará el tema de la migración, otro de los problemas más preocupantes en el continente.

Salazar dijo que será discutido específicamente el jueves y se refirió a ello como un problema mundial, no solo continental, e hizo alusión a las migraciones africanas hacia Europa y las propias de la región americana.

El presidente del CELAM lo llamó “un problema gravísimo” y de los más álgidos en Latinoamérica porque “genera más pobreza y más violencia”.

A decir del cardenal, la migración también “destruye a la familia... estallan” .

El Consejo Episcopal Latinoamericano presentará al final de la cumbre un documento, en el que establecerá los avances de la Iglesia católica en el cuatrienio, hacia dónde se debe reorientar y los problemas que afectan a la sociedad latinoamericana.

Tags:

Lee también

Comentarios