CSJ AVALA INFORME PROBIDAD CONTRA SACA PERO NO DEFINE JUICIO

El informe avalado por el pleno de la CSJ ayer debe ser entregado el lunes a dos ciudadanos por orden del IAIP. La votación de magistrados para decidir si ordenan juicio civil o congelan cuentas quedó para la próxima semana.
Enlace copiado
CSJ AVALA INFORME PROBIDAD CONTRA SACA PERO NO DEFINE JUICIO

CSJ AVALA INFORME PROBIDAD CONTRA SACA PERO NO DEFINE JUICIO

CSJ AVALA INFORME PROBIDAD CONTRA SACA PERO NO DEFINE JUICIO

CSJ AVALA INFORME PROBIDAD CONTRA SACA PERO NO DEFINE JUICIO

Enlace copiado
El pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) acordó ayer, luego de recibir un análisis de la Sección de Probidad, que existen suficientes indicios para considerar que el expresidente de la República Elías Antonio Saca González pudo haberse enriquecido ilícitamente mientras desempeñó su cargo (2004-2009).

El informe aprobado, según explicó el magistrado de la CSJ Óscar López Jerez, quien atendió una llamada de este medio, es el que entregarán a ciudadanos el próximo lunes, para dar cumplimiento a un fallo del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

De acuerdo con otras fuentes de la CSJ, el monto que el exfuncionario supuestamente no ha logrado justificar oscila entre los $3 millones y $5 millones. Esto se debe, agregaron las fuentes, a que luego de que Saca tuvo oportunidad de presentar documentación para desvanecer los hallazgos de la Sección de Probidad, que inicialmente arrojaba un enriquecimiento injustificado por $6.5 millones, Probidad presentó un nuevo informe con un monto menor.

La votación del pleno de la Corte, que decidirá finalmente si ordenan el inicio de un juicio civil contra Saca González y si ordenan congelar sus cuentas bancarias, se desarrollará hasta la próxima semana.

El informe votado ayer será el que la CSJ entregará el próximo lunes a la Oficina de Asesoría Legal Anticorrupción (ALAC) de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), que el año pasado solicitó a través de la Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP) de la Corte las auditorías de las declaraciones patrimoniales de los expresidentes de la República Francisco Flores (ya fallecido), Saca González y Mauricio Funes Cartagena.

Inicialmente la CSJ rechazó entregar la información, lo que derivó en una apelación ante el IAIP. Esta entidad resolvió en septiembre de 2015 que la CSJ debía entregar las auditorías y, a falta de los análisis, le otorgó un plazo para efectuarlos. El pasado 23 de diciembre, el IAIP aprobó una prórroga para entregar las auditorías, plazo que vence el próximo lunes. Las auditorías efectuadas por la Sección de Probidad de la CSJ ya derivaron en los indicios de riqueza ilícita de Saca, el inicio del juicio civil contra Funes Cartagena; y el hallazgo de indicios de enriquecimiento ilícito de Flores (ver nota aparte).

En concreto, la Sección de Probidad encontró que Saca González no reportó varias cuentas bancarias en su declaración patrimonial de toma de posesión, ni tampoco en la de cese de funciones.

En dichas cuentas, Saca recibió depósitos por $582,300.45 durante su período como presidente de la República, y que no declaró a la Sección de Probidad. Probidad planteó en su auditoría inicial que, en una sola de esas cuentas, Saca recibió, mientras era presidente, $460,552.61. La mayor parte de esos depósitos provenía de una de las empresas del expresidente: Promotora de Comunicaciones, S. A. de C. V.

La auditoría plantea que tales depósitos fueron cotejados con los balances financieros de la empresa y no existe coincidencia. “No se explica las razones de esos depósitos”, reseñó el informe inicial.

Desde la semana pasada trascendió que el pleno de la CSJ analizaba la falta de justificación de $6.5 millones en ingresos de Saca mientras fue presidente. El exfuncionario tuvo tres días hábiles para tratar de desvanecer los hallazgos.

“Fue una cantidad significativa la que cambió”, dijo al respecto el magistrado López Jerez, luego de que Saca presentó pruebas de descargo.

El reporte de Probidad también plantea, acerca de otra cuenta bancaria: “Cabe destacar que en esta cuenta, durante el período de ejercicio del señor Saca González, se realizaron depósitos que suman en total la cantidad de $1,094,507.44 (...) Este valor se ha tomado en cuenta porque al cruzar la información de los saldos en los Estados Financieros de las Sociedades con los reportes bancarios, se encontraron diferencias sustanciales”.

Parte de las justificaciones que Saca González ha dado a la Sección de Probidad para fundamentar sus ingresos son, precisamente, los dividendos obtenidos por cuatro de sus empresas –en las que él es el accionista mayoritario–, la mayoría de estas ligadas con el quehacer radial. Esto pese a que existe prohibición legal para un funcionario ser concesionario del Estado, en este caso del espectro radioeléctrico.

El informe de Probidad también arroja que el parque accionario de las empresas del expresidente aumentó considerablemente mientras estuvo en el cargo. Por ejemplo, de 3,600 acciones que tenía en la empresa Promotora de Comunicaciones, S. A. de C. V., en 2004, pasó a tener 18,178 en 2009, según declaración patrimonial de cese de funciones.

A la Sección de Probidad, además, le causó extrañeza que pese al nivel económico de Saca González y su esposa, Ligia Mixco de Saca, ninguno de los dos tenía vehículos a su nombre.

Durante los últimos meses de su período, entre febrero y marzo de 2009, Saca González también recibió un total de $300,000 en una cuenta bancaria, provenientes de tres cheques emitidos por el locutor de radio Raúl Beltrán Bonilla, a quien la Sección de Probidad solicitó explicaciones, según el reporte.

Beltrán Bonilla no admitió en una primera explicación que la firma de los cheques fuera la de él. Días después, el locutor deportivo amplió sus explicaciones a la Sección de Probidad, ya que argumentó que revisó más detalladamente documentación de su empresa y admitió que los cheques sí habían sido emitidos por él, en pago por compra de pauta publicitaria en las radios de Saca. Según tal argumento, Beltrán Bonilla manejó parte de la campaña presidencial del exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC) Rodrigo Ávila, a través de su empresa ASN Comunicaciones. Para esa fecha, febrero de 2009, Ávila tenía pocos meses de haber renunciado a la Policía para lanzarse a la candidatura presidencial. Mientras fue titular de la PNC, Beltrán Bonilla fue su subalterno en el área de comunicaciones de esa institución.

Tags:

  • antonio saca
  • probidad
  • corte suprema de justicia

Lee también

Comentarios

Newsletter