CSJ recorta seguro médico para magistrados

Los magistrados discutieron ayer la posibilidad de hacer otros recortes en el presupuesto, pero no alcanzaron acuerdos.
Enlace copiado
CSJ recorta seguro médico para magistrados

CSJ recorta seguro médico para magistrados

Enlace copiado
Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) acordaron ayer en pleno disminuir la prima anual de sus seguros médicos a la mitad respecto a la cantidad que gastaron el año pasado. Para este año, los funcionarios contrataron un servicio médico hospitalario por aproximadamente $345,000. Para el próximo año, la prima anual será de cerca de $175,000.

El magistrado Rodolfo González explicó que el recorte implica que los magistrados tendrán un seguro médico hospitalario igual al de los jueces de todo el país, con la única excepción de que las máximas autoridades de la Corte no pagarán el 10 % de la prima, como sí lo deben hacer los jueces.

Anteriormente, el seguro médico de los titulares de las salas incluía cobertura para sus parejas, un seguro de vida por $45,000 y hasta seguro médico dental. Además, dicha póliza ha sido contratada en años anteriores con cobertura mundial.

Fuentes internas de la Corte afirmaron que este servicio vence en diciembre próximo.

La Corte firma anualmente tres contratos para seguros médicos: uno para los jueces de todo el país, otro para empleados administrativos, que es el más cuantioso, y otra prima para el seguro de los magistrados de cada una de las salas. En total, el año pasado adjudicó $6.1 millones para dichos servicios.

El pleno aprobó recientemente el presupuesto del próximo año por $274,580,150; es decir, $9.4 millones más que el de este año, pero justo al límite del 6 % de los ingresos corrientes que establece la Constitución de la República. En dicho presupuesto, los magistrados hicieron un recorte de cerca de $400,000 en la contratación de los seguros médicos de los jueces, que, a partir del próximo año, recibirán servicios básicos sin garantías, como el seguro médico oftalmológico y dental que antes tenían.

El magistrado Florentín Meléndez criticó públicamente la aprobación del presupuesto, ya que, a su juicio, este todavía tenía áreas que se podían seguir recortando para dar cumplimiento a la sentencia de la Sala de lo Constitucional sobre el Presupuesto General de la Nación de este año, en la cual los magistrados constitucionalistas recomendaron a los tres Órganos del Estado adoptar medidas que garantizaran la austeridad, como la eliminación de gastos suntuosos.

El pleno de la Corte agendó ayer la “Revisión de algunas asignaciones en el proyecto de presupuesto del Órgano Judicial para el ejercicio financiero fiscal 2018”. Fuentes internas confirmaron que en el debate algunos titulares intentaron recortar otras partidas presupuestarias, pero únicamente lograron acuerdo para reducir el monto de los seguros médicos, manteniéndose así los gastos como la compra de vehículos y el aumento de plazas para nuevas judicaturas.

Las áreas que tendrán un aumento en el presupuesto 2018 respecto al de este año son: salarios ($3.4 millones), adquisiciones de bienes y servicios ($2.9 millones más), adquisición de mobiliario y equipo ($2.3 millones) e infraestructura ($1.6 millones).

Inicialmente, la Corte Suprema de Justicia programó un presupuesto por $294,338,570 para el próximo año, pero este fue reducido a $274,580,150.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter