Cabecilla de “Viudas de negro” movió más de $100,000

La PNC dice que la acusada acumuló capital al cobrar seguros de vida de las víctimas. Ella justifica el volumen de capital en los movimientos bancarios por las transacciones de la venta de vehículos que manejaba.
Enlace copiado
Capturada. La Policía capturó a Esmeralda Flores Acosta en la colonia Dolores, en San Salvador, por estafa agravada, trata de personas agravada, conspiración en el delito de homicidio y agrupaciones ilícitas.

Capturada. La Policía capturó a Esmeralda Flores Acosta en la colonia Dolores, en San Salvador, por estafa agravada, trata de personas agravada, conspiración en el delito de homicidio y agrupaciones ilícitas.

Enlace copiado

La cabecilla de la estructura conocida como “Viudas de negro”, Esmeralda Aravel Flores Acosta, movió a sus cuentas bancarias, y otras vinculadas, más de $100,000 que obtuvo por quedarse con el dinero de los seguros de vida de hombres que mandó a matar, según informó ayer la Policía Nacional Civil (PNC).

Flores Acosta fue presentada ayer a los medios de comunicación acusada de haber cometido los delitos de estafa agravada en contra del sistema bancario, proposición y conspiración para cometer homicidios, trata de personas agravada y agrupaciones ilícitas.

El dinero que no movió en las cuentas bancarias y que obtuvo en efectivo después del cobro de los seguros todavía no ha sido identificado por las autoridades. Todo el dinero fue utilizado para comprar armas, vehículos e inmuebles, según detallan las autoridades en la acusación.

“Esta mujer ha movido mucho dinero, mucho más de $100,000. Todavía está en investigación la cantidad de víctimas que hubo detrás de esta estructura. Cada una de esas víctimas dejó muchos miles de dólares”.  
Oficial  de la Policía Nacional Civil

“Esta mujer ha movido mucho dinero, mucho más de $100,000. Todavía está en investigación la cantidad de víctimas que hubo detrás de esta estructura. Cada víctima dejó muchos miles de dólares”, dijo un oficial de la Policía.

Flores Acosta señaló que el dinero que las autoridades encontraron en sus cuentas está justificado por su negocio de venta de vehículos.

“Yo no estoy involucrada en esa estructura. No soy de las ‘Viudas de negro’. Yo me he dedicado a la venta de vehículos y he tenido un salón de belleza. De ahí ha salido el dinero que han visto en las cuentas. Además no es la cantidad que dicen”, dijo Flores Acosta, sin detallar dónde estaba ubicada la venta de vehículos, la sala de belleza y cuánto es lo que exactamente tenía en sus cuentas.

La mujer también dijo que tiene una hipótesis sobre la razón por la que las autoridades la han vinculado a la estructura “Viudas de negro”.

“Lo que pasa es que una empleada doméstica me robó un dinero. Luego me involucró en todo esto, ya que había una denuncia en la DCI (División Central de Investigaciones de la Policía). Ahí me dijeron que si no pagaba $20,000 me iban a involucrar en homicidios. Y así ha sido. Esta empleada mía tiene un familiar en la corporación policial que me involucró en todo esto, a mí, a mis dos hermanas”, dijo Flores Acosta y agregó que no iba a revelar los nombres de su exempleada y del supuesto familiar que “preparó el caso” en su contra. “No voy a decir sus nombres porque eso será parte de mi defensa, con la que voy a demostrar que soy inocente, junto a mis hermanas que también están pasando por esto”.

“Yo no estoy involucrada en esa estructura. No soy de las ‘Viudas de negro’. Yo me he dedicado a la venta de vehículos y he tenido un salón de belleza. De ahí ha salido el dinero que han visto en las cuentas”.  
Esmeralda Aravel Flores Acosta,  cabecilla de las “Viudas de negro”
 

Las hermanas de Flores Acosta son Karla Jennifer Flores Acosta y María Cristina Flores de Cruz, quienes fueron capturadas en febrero de este año en San Marcos, junto a Isabel del Carmen Méndez Dueñas. Las tres se encuentran recluidas en el Centro de Readaptación para Mujeres de Ilopango, mejor conocida como Cárcel de Mujeres, esperando la audiencia preliminar.

Los prófugos

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), la mano derecha de Flores Acosta está prófuga, junto a los tres pandilleros que cometían los homicidios en contra de los hombres.

La segunda al mando de la estructura, según la investigación, era Magdalena Patricia Lucha viuda de Cabrera, quien también reclutaba mujeres jóvenes ofreciéndoles trabajo doméstico.

Cuando las mujeres llegaba a trabajar en una vivienda de San Marcos, Cabrera las obligaba a que la llevara a conocer a sus familias. Después de ir a los lugares de residencia y de conocer a sus familiares más cercanos, las amenazaba diciendo que matarían a sus parientes si no se casaban con los hombres que les presentarían.

Los tres pandilleros prófugos, de la clica Alpes Locos Salvatruchos de San Marcos, que se encargaban de cometer los homicidios en contra de los hombres a cambio de parte del dinero de los seguros de vida, son Wílber Javier Cáceres Benítez, Franklin Bladimir López Flores y Roberto Omar Álvarez Leiva.

El proceso judicial y las investigación en contra de Flores Acosta, sus dos hermanas, su mano derecha, una colaboradora y los tres pandilleros está basada en dos testigos, un peritaje financiero y las indagaciones que han realizado de los homicidios.

Los dos testigos, claves “Mónica” y “Mateo”, sobrevivieron a la estructura, ya que lograron escapar para contar a las autoridades lo que estaba sucediendo.

“Mónica” era una de las mujeres reclutadas para casarse con los hombres y “Mateo” era una de las víctimas, uno de los hombres a los que iban a matar para cobrar su seguro de vida.

 

4
  miembros de la estructura todavía están prófugos. Entre ellos, la segunda al mando y tres pandilleros que se encargaban 
de los homicidios.

Lee también

Comentarios

Newsletter