Lo más visto

El Salvador  / judicial ¿Te lo perdiste?

Cabecillas MS-13 tenían comunicación con alcalde de Ilopango: Fiscalía

Fiscal de caso Jaque dice que no puede confirmar si investigan funcionarios.
Enlace copiado
FOTO DE LA PRENSA/archivo Mencionados. Las escuchas telefónicas del caso Operación Jaque no solo revelan acercamientos de pandillas con funcionarios del Gobierno central, sino también con alcaldes.

FOTO DE LA PRENSA/archivo Mencionados. Las escuchas telefónicas del caso Operación Jaque no solo revelan acercamientos de pandillas con funcionarios del Gobierno central, sino también con alcaldes.

Enlace copiado

Uno de los fiscales del caso Operación Jaque, con el que las autoridades buscaron neutralizar las finanzas de la Mara Salvatrucha 13 (MS-13), dijo que entre las pruebas presentadas están las escuchas telefónicas de llamadas que realizaban cabecillas. Entre esas están las que los pandilleros sostuvieron con el ya fallecido exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano, y con personas en puestos claves de la alcaldía de Usulután, a quienes pedían favores a cambio de colaboración electoral. Esto se suma a las llamadas que dejaban entrever que tenían comunicación con funcionarios del gabinete de seguridad para llegar a un nuevo pacto con el Gobierno, así como publicó ayer este periódico.

La Alcaldía de Ilopango es gobernada por el partido ARENA y la de Usulután por el partido GANA. El alcalde de Usulután, de hecho, ya fue capturado y permanece en prisión.

A pesar de que la investigación detalla esas escuchas telefónicas, que han sido admitidas en el proceso judicial como pruebas, el fiscal señaló ayer que no puede confirmar si la Fiscalía General de la República (FGR) tiene una investigación abierta en contra de funcionarios públicos por las supuestas negociaciones con cabecillas de la MS-13.

“Yo no estoy autorizado para revelar si hay o no una investigación. Además, las investigaciones son de carácter reservado, por lo que de todas formas no pueden hacerse públicas si es que se tuvieran. Al menos no hasta que sean llevadas ante los tribunales”, adelantó el fiscal.

El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró ayer que el Gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén no ha pactado ningún tipo de favor con cabecillas de pandillas. “El gabinete de seguridad se ha caracterizado por el impulso de las medidas extraordinarias, un trabajo operativo intenso y fuerte, efectividad en las detenciones, persecución de estructuras armadas e incautación de bienes de los grupos criminales”, justificó el ministro.

El funcionario agregó que tampoco en el interior del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC) se está considerando el diálogo con pandillas.

“El Consejo de Seguridad nunca ha tenido en discusión ninguna iniciativa ni plan para una cosa semejante (diálogo con pandillas)”, dijo Ramírez Landaverde.

 

MS-13 sabía cambios en gabinete
Las llamadas telefónicas, como publicó ayer este periódico, revelan que los cabecillas de la MS-13 Sabían, días antes, de los cambios en el gabinete de seguridad. Ese cambio, según decían en las llamadas, fue para iniciar un proceso de diálogo.

Lee también

Comentarios