“Cada niño carga su botellita de agua”

Maestros de parvularia se abastecen de pipas que les envía la municipalidad de San Miguel y de las casas de vecinos que les permiten colocar mangueras.
Enlace copiado
“Cada niño carga su botellita de agua”

“Cada niño carga su botellita de agua”

Enlace copiado
La falta de servicios de agua potable y energía eléctrica mantiene preocupados a padres de familia de la sección de parvularia del Centro Escolar Pompilio Salgado, en la colonia Ciudad Pacífica, municipio de San Miguel, pues consideran que a causa de estas carencias el local no cuenta con las condiciones óptimas para atender adecuadamente a 145 estudiantes.

Según madres de familia consultadas, al no contar con un servicio regular de agua potable se hace difícil asear los servicios sanitarios, las aulas y los corredores del local donde funciona la parvularia.

Mientras que la falta de electricidad también afecta a los niños, ya que no es posible poner a funcionar ventiladores para aminorar el calor, ni tampoco se puede poner aparatos de sonidos para que los niños bailen y canten en sus clases de música y expresión corporal.

“Cada niño anda cargando su botellita de agua y las maestras se las ingenian para lavarles las manos cuando les van a dar el refrigerio escolar”, cuenta Silvia Benítez, quien tiene un hijo en preparatoria.

Otra madre de familia señaló que el mayor problema no es la carencia en el suministro de agua potable, ya que de una manera u otra los docentes logran llenar barriles y otros utensilios para almacenar el líquido. Pero la falta de electricidad sí es un grave inconveniente para los niños, porque deben tolerar altas temperaturas debido a que no se pueden utilizar ventiladores para refrescar las aulas.

La directora del centro escolar, Isabel Quintanilla, reconoció que la falta de agua y luz en la zona de parvularia es un problema que aqueja a alumnos y maestros desde que la sección se trasladó al local donde permanece actualmente, el cual se ubica a media cuadra del edificio principal.

Agregó que ella recién acaba de asumir el cargo de manera interina y que esa es una de las situaciones que deberá resolver en los próximos meses.

“Ya tienen casi tres años de no tener agua y luz, ahorita en eso estamos nosotros, gestionando para ver si en este año se logra poner. El próximo mes (agosto), si Dios permite, ya tenemos esa agua y luz. Tengo reunión con los padres de familia para gestionar esos proyectos”, indicó Quintanilla.

La directora agregó desconocer las causas por las cuales el director anterior no logró que se conectaran los suministros de agua y luz eléctrica, y aseguró que la demanda de agua potable se cubría gracias al apoyo de padres de familia y de la comuna migueleña que les llegaba a dejar pipas para llenar barriles y un tanque aéreo.

Se buscó la versión del director departamental de Educación de San Miguel, Mario Somoza, para conocer su versión sobre este caso de deficiencia de servicios básicos en la parvularia del Centro Escolar Pompilio Salgado.

En su oficina indicaron que se encontraba en una reunión. Tampoco respondió las llamadas que se hicieron a su teléfono móvil para consultarle si las autoridades de Educación realizarán alguna acción para solventar la problemática en la parvularia. En tanto, los estudiantes menores seguirán en las mismas condiciones.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter