Caen hermanos que saqueaban vehículos

Cámara profesional, laptop, celulares y $500 entre lo extraído. Delinquían en Zacatecoluca y San Vicente.
Enlace copiado
Caen hermanos que saqueaban vehículos

Caen hermanos que saqueaban vehículos

Enlace copiado

Dos hermanos que se dedicaban a abrir vehículos y hurtar objetos que encontraban en su interior fueron detenidos el jueves por la noche en Tecoluca, San Vicente, luego de que una de las víctimas denunció el hecho.

Los imputados fueron identificados como Carlos Edgardo Zetino y Édgar Leonel Zetino, quienes, de acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC), frecuentaban lugares con alta afluencia de automovilistas para identificar si portaban objetos de valor y hurtarlos.

Según la autoridad, los denunciantes se encontraban cenando en una estancia ubicada en la carretera del Litoral, en la jurisdicción de Zacatecoluca, La Paz, y cuando salían observaron que los dos sujetos se alejaban de su vehículo y de inmediato se subieron a otro, por lo que apuntaron el número de placas y dieron aviso a la Policía.

“Estos sujetos le habían forzado las chapas a un carro, las víctimas dieron aviso, se puso en alerta a las unidades de la Policía y se les logró capturar en Tecoluca, según lo manifestó el comandante de guardia de ese puesto policial”, comentó un jefe de la PNC.

En el automóvil placas P-791-968, en el que se conducían los hermanos Zetino, se encontró una cámara profesional con su respectivo lente, una laptop, tres celulares de última tecnología, $500 en efectivo y una mochila con teléfono.

La mayoría de estos objetos pertenece a quienes dieron aviso a la autoridad, según informaron, mientras que otros se presume corresponden a hurtos realizados en otros vehículos.

“Se tienen varias denuncias similares y se cree que ellos son los que se dedican a hurtar los objetos de valor que observaban en los carros, tanto en Zacatecoluca como en San Vicente. Ellos van a donde hay aglomeración de vehículos”, agregó la fuente policial.

Manifestó que pese al vínculo familiar, Carlos y Édgar tienen lugar de residencia distinto en sus documentos de identidad: uno de ellos pertenece a Ciudad Delgado, en San Salvador, y el otro a California, Usulután. Los señalados responderán ante la justicia por hurto agravado.

Lee también

Comentarios

Newsletter