Cafetines escolares serán cerrados si no acatan normas

La normativa pretende controlar la comercialización de alimentos con alto contenido de grasas, sodio y azúcar en los centros educativos.
Enlace copiado
Enlace copiado
El ministro de Educación, Carlos Canjura, afirmó ayer que de no acatarse las instrucciones y normativas para los cafetines saludables, estos serán cerrados inmediatamente ya que no se estaría dando una alimentación adecuada a los estudiantes de los centros educativos. El funcionario agregó que es importante tener una regulación en el manejo y en la distribución de los alimentos saludables en los cafetines de las escuelas, ya que en el país hay una malnutrición en los niños, por lo que es evidente un alto porcentaje de sobrepeso y obesidad, que está afectando a muchos menores y personas adultas.

SOBREPESO ES PRINCIPAL CAUSA DE ENFERMEDADES QUE OCASIONAN LA MUERTE EN EL SALVADOR

“Bueno, justamente en aquellos cafetines que no cumplan las condiciones va a tener que tomarse medidas”, dijo Canjura, quien destacó que uno de los aspectos que incluye la normativa de cafetines saludables en las escuelas es sacar todos los productos que no cumplen con los requisitos establecidos para una dieta saludable para los estudiantes.

“El tema es asegurar que los niños no vayan desarrollando esos hábitos que terminan con problemas graves de obesidad y sobrepeso que tienen consecuencias nefastas para el resto de la vida de ellos”, agregó el Ministro de Educación.

SOBREPESO INFANTIL AUMENTA EN EL SALVADOR

Pero uno de los mayores problemas que enfrenta la cartera de Estado es que si bien es cierto que los cafetines dentro de los centros escolares se pueden regular mediante una vigilancia, ni el Ministerio de Educación (MINED) ni el Ministerio de Salud (MINSAL) pueden vigilar los chalets que se encuentran afuera de las escuelas, por lo que es complicado para ellos poder determinar si este tipo de programas de cafetines saludables funcionará en un 100 % tras su ejecución, lo que representa un problema.

“Los cafetines que están afuera de los centros escolares no se pueden regular por el Ministerio de Educación ni el Ministerio de Salud, pero es un problema de la sociedad, es un problema de cultura, es un problema que tenemos que trabajarlo con los padres de familia, con la comunidad”, señaló Carlos Canjura.

PREOCUPA ÍNDICE DE SOBREPESO Y OBESIDAD

Algo con lo que los estudiantes también concuerdan, según manifestó Alexánder García, estudiante de sexto grado del Complejo Educativo Doctor Humberto Romero Alvergue, de San Jacinto, es que a pesar de que ahora se cuente con cafetines saludables, siempre, de cualquier manera, se busca la forma de comprar comida chatarra ya sea dentro o fuera de la escuela.

“Es la costumbre que se tiene y todos los estudiantes hacemos eso; en mi caso, es mitad y mitad. Siempre consumo chucherías, es mentira que solo se consumían productos saludables”, expuso el estudiante. La preocupación de las autoridades del Ministerio de Educación y del Ministerio de Salud por implementar los cafetines saludables es porque en El Salvador los porcentajes de obesidad y sobrepeso en los niños son demasiado elevados debido a que no existe una alimentación adecuada en sus casas, por parte de sus padres, y porque no hay una cultura o una educación para una nutrición sana.

“El sobrepeso en realidad es un problema de malnutrición generado por el consumo excesivo de calorías por un inadecuado proceso metabólico de los alimentos en nuestro organismo y, de igual manera, por la falta de actividad física, asociada a estilos de vida modernos”, manifestó la directora de FOSALUD, Verónica Villalta.

Según el Ministerio de Educación, hasta ahora son más de 1,500 centros escolares que ya desarrollan los programas de cafetines saludables con un aproximado de 2,100 personas responsables de manejar los cafetines.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter