Calderón Sol, sepultado en cripta de iglesia San José de la Montaña

La carroza fúnebre salió de Cancillería, recorrió la avenida El Espino y bajó por el Paseo Escalón hasta la iglesia, donde se ofició misa.

Enlace copiado
Calderón Sol, sepultado en cripta de iglesia San José de la Montaña

Calderón Sol, sepultado en cripta de iglesia San José de la Montaña

Enlace copiado

Miembros de Gobierno, del partido ARENA, ciudadanos, amigos y familiares del expresidente Armando Calderón Sol dieron ayer el último adiós a los restos del exmandatario, sepultados en la cripta de la iglesia San José de la Montaña, en San Salvador.

La ceremonia inició cerca de las 8:30 de la mañana en el salón de honor de Cancillería, lugar al que la prensa no tuvo acceso. Luego de un breve acto protocolario que incluyó los máximos honores por parte de la Fuerza Armada, el cadáver del expresidente fue llevado hacia la iglesia San José de la Montaña en una caravana de aproximadamente 50 carros.

Oficiales colocaron el féretro del exmandatario en una camioneta oficial que fue escoltada por miembros del Batallón Presidencial. La caravana salió de Cancillería a las 9 de la mañana y se desplazó por la avenida El Espino, donde militantes de ARENA ondearon banderas del partido a su paso.

Además varias personas se agruparon con un rótulo en su camisa que decía: Dr. Armando Calderón Sol siempre permanecerá vivo en nuestros corazones .

El cortejo fúnebre recorrió todo el Paseo General Escalón hasta el monumento al Divino Salvador del Mundo, en donde se desvió hacia la primera calle en donde se encuentra la iglesia San José de la Montaña.

La misa de cuerpo presente inició a las 10 de la mañana y se prolongó hasta casi el mediodía. Al acto acudió el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Armando Pineda Navas; el fiscal general, Douglas Meléndez; el ministro de la Defensa, David Munguía Payés, y otros funcionarios y empresarios salvadoreños.

Al terminar el rito tomó la palabra el exvicepresidente de la república Enrique Borgo Bustamante, quien fue el encargado de dar las palabras de despedida al expresidente en nombre de sus amigos más cercanos.

“Era alguien que sabía darle la razón a personas que no pensaban igual que él... A él le gustaba la sinceridad de sus empleados y sabían que el jefe no se iba a resentir”, señaló el exfuncionario estatal, quien recordó la gestión del expresidente como la administración de la reconstrucción y la conciliación luego de los Acuerdos de Paz.

Antes de trasladar el cuerpo hacia la cripta de la iglesia, el hijo mayor del exmandatario, Luis Armando Calderón Sol, dio un emotivo discurso en el que describió los últimos días de su padre.

“Él nos dijo: ‘No se preocupen, yo no le tengo miedo a la muerte y estoy listo para reunirme con el creador. Me entristece dejarlos a ustedes’. Había una frase que siempre repetía: el poder embrutece”, dijo el hijo del expresidente ante cientos de personas que acudieron a los ritos religiosos.

El aspirante presidencial, Carlos Calleja, asistió a las exequias y dijo “hoy nos despedimos de un gran hombre, con enorme corazón y en honor a él todos los salvadoreños debemos honrar su legado de reconstrucción, dialogo y reconciliación que tanto se necesita para salir adelante”.

Armando Calderón Sol fue presidente desde 1994 hasta 1999. Su gestión se caracterizó por una fuerte inversión en infraestructura y en la construcción de una nueva relación con el FMLN, luego de consolidarse como partido político. Durante su presidencia apoyó la reforma que transformó el sistema previsional hacia un modelo privado y se privatizo el sistema de telecomunicaciones.

Calderón Sol falleció el 9 de octubre pasado en Houston, Texas, Estados Unidos, debido a un cáncer en los pulmones.

Lee también

Comentarios

Newsletter