Lo más visto

Calleja propone dar más apoyo a emprendedores

Junto al fundador de UAsisst.ME, relataron la historia de sus empresas a los estudiantes de la UFG.
Enlace copiado
Enlace copiado
La idea de llevar adelante un negocio propio es, para un tercio de los salvadoreños, su principal opción para llevar ingresos a su hogar. Pero, además, siete de cada 10 personas no encuentra lugar en la economía formal. “Tenemos que hacer una apuesta total por el emprendimiento”, dijo ayer Carlos Calleja, vicepresidente del Grupo Calleja, a los estudiantes de la Universidad Francisco Gavidia (UFG).

Calleja celebró el foro “El Salvador: tierra de emprendedores”, como parte de su iniciativa para acercarse a los estudiantes universitarios. En esta ocasión lo acompañó Alfredo Atanacio, empresario que ha fundado junto a su socio cuatro empresas.

“Busquen hacer las cosas de una manera diferente. La única manera de ser sostenible con un emprendimiento es la diferenciación y superar las expectativas de los clientes”, agregó Calleja. Su familia es la que fundó la cadena Súper Selectos.

A los emprendedores les recomendó tener pasión, mantenerse concentrados en el objetivo que buscan y ser valientes. “Las crisis son finitas, pero una empresa bien manejada puede perdurar y mantenerse durante siglos”, dijo Calleja.

Por su parte, Atanacio recordó que cuando comenzó con UAsisst.ME junto a su socio, los potenciales clientes los rechazaron varias veces. Pero ahora dan asistencia administrativa en Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia. Tienen 150 clientes.

“No hay nada que les impida hacer, desde El Salvador, lo que quieran”, dijo Atanacio.

“Si quieren replicar a los salvadoreños que han tenido éxito en Estados Unidos, entonces repliquen el trabajo duro. Pero no repliquen irse de aquí”, les dijo. Atanacio explicó que sus clientes con frecuencia agradecen la ética de trabajo de los salvadoreños.

Reducir burocracia

Según Calleja, la inquietud de montar nuevos negocios y ponerlos en marcha está en la naturaleza de los salvadoreños. Pero destacó que necesitan mejores condiciones para prosperar. “Hay enormes retos como la tramitología, la burocracia, lo que tarda abrir un negocio”, recordó el empresario.

Como ejemplo puso a los Estados Unidos. Inscribir una empresa en ese país toma un día. En El Salvador, con suerte, toma un mes.

En esta misma línea, Calleja invitó a enviar señales que den confianza en el futuro del país: atraer más inversión, “crecer la economía” y reducir el exceso de burocracia, subrayó.

En otros temas, el empresario recomendó un diálogo directo con Estados Unidos para buscar una solución ante la amenaza de las deportaciones y crear en el territorio las oportunidades que los jóvenes, más bien, buscan afuera.

Finalmente, Calleja reiteró que la apuesta del país debería dirigirse hacia “fortalecer el capital humano” y ofrecer productos de primera calidad al mercado nacional y también al mundo.
 

Lee también

Comentarios