Cámara quita uno de los embargos en seis empresas de Saca

Las empresas seguirán inmovilizadas porque fueron embargadas por otro juzgado en la etapa inicial del caso.
Enlace copiado
Decisión. Ayer informó la cámara al abogado Miguel Ángel Flores Durel que anulaba el embargo ordenado por el Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador. Las propiedades mantienen el embargo dictado por el Juzgado Cuarto de Instrucción.

Decisión. Ayer informó la cámara al abogado Miguel Ángel Flores Durel que anulaba el embargo ordenado por el Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador. Las propiedades mantienen el embargo dictado por el Juzgado Cuarto de Instrucción.

Enlace copiado

La Cámara Primera de lo Penal de San Salvador retiró ayer el embargo de seis empresas a nombre del expresidente de la república Antonio Saca y su esposa, Ana Ligia de Saca, procesados por lavado de dinero. El Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador, que procesa a la ex primera dama, había embargado Grupo Samix, Promotora de Comunicaciones, Radio Difusión de El Salvador, Radio Difusión Usuluteca y las radios Stereo 90.1 y ABC, que en total suman $11 millones, a petición de la Fiscalía General de la República (FGR).

El abogado de la ex primera dama, Miguel Ángel Flores, presentó un recurso para pedir la liberación de las empresas y la cámara accedió. Los magistrados resolvieron que no existe una víctima en el caso que resultara afectada por el blanqueo de dinero que, según la investigación fiscal, cometió el expresidente de la república.

Las seis empresas, sin embargo, continuarán bajo embargo porque también habían sido inmovilizadas por el Juzgado Cuarto de Instrucción en el caso contra Saca.

“Para que tenga procedencia el ejercicio de la acción civil por el delito cometido debe haber una víctima ofendida por el hecho criminal que se investiga. Ello supone la investigación directa de derechos fundamentales del afectado, cuando el delito es de esa naturaleza... Las víctimas no deben ser abstractas, sino concretas y haber resultado perjudicadas de manera mediata en la esfera de sus derechos. Resulta patente que el delito de lavado de dinero y activos no ampara bienes jurídicos con el carácter descrito, ni genera afectación concreta a personas víctimas u ofendidas por la naturaleza del delito que se trata”, se lee en la resolución de la cámara.

La Fiscalía asegura que el expresidente tomó de las cuentas del Estado más de $246 millones para depositarlos a cuentas personales y a sus empresas. El caso contra el exmandatario fue dividido en dos partes: en la primera etapa son procesados Saca y seis exfuncionarios en el Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador. En la segunda etapa fueron acusadas 16 personas más, incluyendo a la esposa del expresidente y a su cuñado, Óscar Edgardo Mixco, procesados por supuestamente lavar $22 millones.

El expresidente tiene un año y un mes detenido en el centro penal La Esperanza (conocido como Mariona) acusado de lavado dinero. La semana pasada venció la etapa de instrucción en contra del exfuncionario.

Lee también

Comentarios

Newsletter