Cámara ratifica prisión preventiva contra implicado en el ciberataque

Andrés Ricardo Ortiz Lara deberá continuar a la espera del proceso judicial contra él y otros cuatro sospechosos de haber cometido delitos, en 2015, en perjuicio de dos periódicos. Se pudo constatar su pertenencia a Blue Group.
Enlace copiado
Detenido.  Andrés Ricardo Ortiz Lara fue detenido el 11 de noviembre de 2015, y por pago de fianza logró medidas sustitutivas a la detención. El 16 de febrero de 2016 volvió a ser capturado.

Detenido. Andrés Ricardo Ortiz Lara fue detenido el 11 de noviembre de 2015, y por pago de fianza logró medidas sustitutivas a la detención. El 16 de febrero de 2016 volvió a ser capturado.

Cámara ratifica prisión preventiva contra implicado en el ciberataque

Cámara ratifica prisión preventiva contra implicado en el ciberataque

Enlace copiado
Los magistrados de la Cámara de la Cuarta Sección del Centro de Santa Tecla ratificaron la detención provisional en contra del imputado Andrés Ricardo Ortiz Lara, a quien la Fiscalía General de la República le atribuye los delitos de “violación de distintivos comerciales, violación de derechos de autor y derechos conexos, falsedad material y agrupaciones ilícitas” en contra de LA PRENSA GRÁFICA y El Diario de Hoy, en el caso que se ha conocido como los ciberataques.

Ortiz Lara, actualmente de 27 años, había recibido medidas sustitutivas a la detención provisional luego de su captura en 2015, cuando el 11 de noviembre de ese año la Policía y la Fiscalía realizaron un allanamiento en la casa donde funcionaba una serie de firmas con los mismos representantes, como fueron los casos de Búnker, Marketing Group y Blue Group.

Mediante investigaciones de peritos en tecnología cibernética, las autoridades determinaron la participación de Ortiz Lara en el ciberataque contra LA PRENSA GRÁFICA. Sin embargo, el 16 de febrero de 2016, cuando se hicieron nuevos allanamientos en las empresas, entre los cuatro detenidos estaba, de nuevo, Ortiz Lara. Esta vez, la jueza de Paz interina de Antiguo Cuscatlán, Marta Mejía, determinó que el imputado debería estar en detención provisional. En el caso surgió otro perjudicado: El Diario de Hoy.

Esa decisión fue apelada por Ortiz Lara. El recurso de apelación lo presentó el abogado defensor de Ortiz Lara y de los otros sospechosos en el caso de los ciberataques, José Carlos Barrientos Díaz. En defensa del imputado, el abogado aseguró que la Fiscalía no determinó con claridad y coherencia cuáles son las conductas delictivas que le reprocha, en qué fechas ocurrieron, cuál es el supuesto sitio clonado que sea propiedad de la Editorial Altamirano Madriz y cuál es el sitio web que su representado supuestamente creó o ayudó a crear.

Otras argumentaciones se basaron en que no se cuentan con “los indicios mínimos de la existencia del delito” y que Ortiz Lara tiene arraigo debido a su trabajo (Blue Group), domicilio y lazos familiares. Por ello el abogado le expresó a la cámara judicial que la detención provisional contra su cliente no tenía una razón de ser y por ello pidió la revocación.

La resolución de la cámara

Los magistrados de la Cámara Cuarta del Centro de Santa Tecla dejaron establecidas sus consideraciones ante la apelación del abogado de Ortiz Lara. En primer lugar, se determinó que las apelaciones son contra las resoluciones judiciales, no contra las investigaciones de la Fiscalía, es decir, como se lee en la copia del documento al que tuvo acceso este periódico: “El apelante debe atacar en su recurso los yerros o errores jurídicos de la resolución judicial, no los errores de la Policía o de la Fiscalía”.

La cámara, por ello, les recordó a Ortiz Lara y a su abogado que “lo que no le guste al apelante de lo que resuelve el juez no significa que la resolución esté jurídicamente incorrecta”.

También hubo una respuesta jurídica para el argumento de que no existen indicios mínimos de la existencia del delito y que en todo caso “lo que existe son indicios mínimos de probabilidad”. La cámara volvió a recordar que el proceso penal salvadoreño tiene varias etapas (inicial, instrucción, juicio oral, ejecución de la pena, entre otras) y que en la actualidad el proceso se encuentra en una etapa inicial, por lo que para esta fase procesal solo se necesita contar, precisamente, “con indicios mínimos de probabilidad, pues la certeza positiva solo exige en la etapa del juicio oral”.

Por último, los arraigos esgrimidos por la defensa no fueron suficientes, principalmente porque para el arraigo que tiene que ver con el oficio, se presentó una constancia de sueldo de Blue Group, S. A de C. V., por medio de la cual se establece que Andrés Ricardo Ortiz Lara es empleado de esa empresa, en donde llegó a devengar $1,293.16. La constancia tiene fecha del 17 de febrero de 2016.

La cámara razonó que la constancia de que Ortiz Lara labora en Blue Group carece de robustez para darle una medida sustitutiva a la detención, porque precisamente la empresa mencionada, según las investigaciones de la Fiscalía, está involucrada como el lugar desde donde se cometieron los ciberataques.

Los magistrados decidieron mantener la decisión de la jueza de Paz interina de Antiguo Cuscatlán, y el imputado deberá aguardar en prisión a que concluya el proceso judicial.

Lee también

Comentarios

Newsletter