Cambio climático fortaleció al gorgojo que destruye pinares

El insecto siempre ha existido en los bosques, pero este año su expansión y ataque son más agresivos.
Enlace copiado
Cambio climático fortaleció al gorgojo que destruye pinares

Cambio climático fortaleció al gorgojo que destruye pinares

Enlace copiado
Especialistas y técnicos de la Dirección General Forestal, Cuencas y Riego del Ministerio de Agricultura (MAG) afirman que el gorgojo descortezador de pino siempre ha existido en los bosques del país, y en todas las regiones, pero este año intensificó su ataque gracias a factores generados por el cambio climático.

Una de las causas que ha provocado la proliferación del gorgojo han sido las altas temperaturas y las sequías prolongadas que se han registrado en la zona oriental en los últimos años. “Eso ha disminuido la robustez y nutrición de los árboles y se vuelven débiles y susceptibles al ataque de esta plaga”, comentó José Luis Iglesias, jefe regional del Área Forestal del ministerio.

A los factores de sequía y altas temperaturas los expertos le suman las quemas masivas de bosques que han sido provocadas, lo que también ha favorecido la expansión de la plaga. “El gorgojo nunca había hecho tantos estragos en los pinares como los registrados este año”, expresa Leonicio Sorto, técnico forestal de Osicala (Morazán).

El ciclo de vida de esta plaga inicia cuando el gorgojo adulto deposita un huevo y permanece en forma de larva durante cinco o 10 días, después se convierte en pupa que tarda unos 35 días y luego termina en un gorgojo adulto y vuela a otro árbol. Todo ese proceso de crecimiento se da en la corteza (cáscara) del árbol, en donde el insecto construye galerías y comienza a absorber toda la vida del pino.

Para tratar de controlar el avance de la plaga tres cuadrillas de trabajadores enviadas por la Dirección Forestal del MAG iniciaron ayer la tala de árboles de pino afectados en los bosques de los departamentos de Morazán y La Unión.

Las cuadrillas llegaron para trabajar en el control de la plaga en aquellas zonas donde los técnicos forestales no han localizado a los propietarios de los bosques, o en otros casos no tienen los recursos necesarios para realizar los trabajos de tala.

El jefe regional de la Dirección Forestal dijo que de las brigadas habían sido enviadas dos al cantón Monteca del municipio de Nueva Esparta (La Unión) y otra a San Fernando (Morazán). Cada equipo de trabajo está conformado por un motosierrista, tres colaboradores y dos técnicos (uno del MAG y el otro de la unidad ambiental del municipio donde se trabaje).

Las cuadrillas permanecerán en la zona hasta controlar los brotes de pino afectados por el gorgojo descortezador; aún se desconoce si estos equipos de trabajo también apoyarán a aquellos propietarios de bosques que no han realizado el procedimiento correcto en la tala de los árboles en sus propiedades.

Los técnicos forestales que están asesorando no han girado ninguna restricción para la comercialización de la madera que saldrá de la tala masiva que se ha iniciado en Morazán y La Unión.

“La única restricción es que la madera hay que fumigarla, para no trasladar el gorgojo al momento de comercializarla”, señaló Sorto, quien agregó que mucha de la madera que se extrae de los bosques de pino de Morazán es llevada a los mercados de San Francisco Gotera o San Miguel. En el caso de la zona norte de La Unión es vendida en Santa Rosa de Lima. Los técnicos forestales sugieren que la madera producto del control de la plaga no se saque del país, como precaución.

Tags:

  • Morazán
  • cambio climático
  • gorgojo
  • pino

Lee también

Comentarios

Newsletter