Cambio de local redujo la matrícula en Centro Escolar Basilio Blandón

Los padres se quejan por las condiciones en las que están los alumnos y la zona vulnerable a delincuencia.
Enlace copiado
Incómodo.  El alquiler del local para recibir clases le cuesta a Educación $1,833.33 al mes. Las condiciones en el mismo son antipedagógicas.

Incómodo. El alquiler del local para recibir clases le cuesta a Educación $1,833.33 al mes. Las condiciones en el mismo son antipedagógicas.

Inversión.  La reconstrucción de la escuela requiere más de $500,000. Al hacer las remodelaciones, el centro escolar pasaría a ser un complejo educativo.

Inversión. La reconstrucción de la escuela requiere más de $500,000. Al hacer las remodelaciones, el centro escolar pasaría a ser un complejo educativo.

Cambio de local redujo la matrícula en Centro Escolar Basilio Blandón

Cambio de local redujo la matrícula en Centro Escolar Basilio Blandón

Enlace copiado
El traslado de este año del Centro Escolar Basilio Blandón hacia un local ubicado en el barrio La Merced de la ciudad de Usulután provocó que la matrícula se redujera, según informó Roberto Barrera, director de la institución. El año pasado se matricularon 1,200 alumnos, mientras que este año hubo 280 menos. Dicha reducción la atribuye el director al cambio de local, ya que el antiguo está en reconstrucción.

“He conocido que muchos padres no han matriculado a sus hijos por lo retirado del local y la propaganda que se ha hecho de las personas de que en este local estábamos mal y que hay peligro, por lo que la gente tiene miedo, pero los niños no tienen problemas aquí adentro, están seguros y solo si viene el papá o la mamá a traerlos se les deja salir”, dijo Barrera.

Algunos padres de familia consultados sobre el tema manifiestan que conocen que muchas personas han decidido no enviar a sus hijos debido a que en los alrededores de la zona transitan miembros de dos grupos delincuenciales.

“Ahorita nos han proporcionado de dos a tres soldados, pero vienen a cuidar afuera de la escuela a las 10 de la mañana y se van como a las 2 (de la tarde), pero necesitamos que estén aquí desde antes de las 7 y que se vayan después de las 5, que es la hora que salen los alumnos”, manifestó una madre de familia, quien añadió que están recogiendo firmas para enviar una carta a la Sexta Brigada de Infantería de Usulután para que la vigilancia se amplíe.

Desde hace aproximadamente año y medio, la comunidad educativa del Centro Escolar Basilio Blandón ha enfrentado el problema de tener que trasladarse a distintos locales, debido a los atrasos de reconstrucción.

Raquel Flamenco, directora departamental de Educación de Usulután, explicó que el inconveniente fue que el encargado del proyecto abandonó la obra y han comenzado nuevamente al proceso de licitación. “La persona que ganó la primera licitación ya tenía tres anticipos (de dinero) de otros proyectos similares en otras zonas del país y solo el de la Basilio no se le había entregado, por lo que decidió retirarse y dejó abandonado el proyecto. Se decidió que el proyecto se le daría al segundo ofertante, pero no fue aprobado por el banco que da los fondos, por lo que decidió que se iniciara nuevamente con los procesos de licitación”, explicó la funcionaria.

Por su parte, el director de la institución dijo que una comisión de la escuela viajó hace algunos días hasta la Asamblea Legislativa para pedir explicaciones sobre el atraso del proyecto y agilizar la remodelación de la escuela.

“Fuimos a la Comisión de Educación de la Asamblea y ellos hablaron con la encargada del proyecto y explicó en qué parte está el proceso; por tanto, por más que hagamos tiene que ir a licitación, lo único que podemos esperar es que agilicen el proceso, pero si el año pasado para licitar esperamos ocho meses, hoy que empezamos de cero nuevamente, nos vamos a esperar otro año”, se quejó Barrera.

Los alumnos, en tanto, no se han adaptado al cambio de local y por ello piden que se solucione el problema con prontitud, para tener un mejor ambiente. “Se siente un poco incómodo porque algunas aulas están separadas por cortinas y hay mucho ruido, por lo que no se puede concentrar... Seguimos añorando volver a nuestra escuela”, manifestó un alumno.

Algunos padres de familia incluso proponen que se gestione la reparación del techo en el antiguo local y trasladarse a pesar de algunos daños en la infraestructura que dejó la empresa que abandonó la obra.

Flamenco manifestó que los maestros, padres de familia y alumnos tienen la suficiente autonomía para trasladarse al antiguo local. “Nosotros solo damos sugerencias, ideas y orientaciones, pero la última palabra la tienen ellos”, señaló ante la posibilidad de que se reparen los techos de las antiguas aulas.

Tags:

  • Usulután
  • baja matrícula en la Basilio Blandón

Lee también

Comentarios

Newsletter