Lo más visto

Más de El Salvador

Canciller: excónsul “no tenía las agallas”

El excónsul en Tenosique dijo que hubo intentos de espionaje en su contra por parte de su subalterna. Cancillería lo desestima.
Enlace copiado
Argumentos.  El ahora excónsul argumenta que había un plan de espionaje en su contra y que oficinas del consulado de Tenosique, en Tabasco, estaban descuidadas.

Argumentos. El ahora excónsul argumenta que había un plan de espionaje en su contra y que oficinas del consulado de Tenosique, en Tabasco, estaban descuidadas.

Canciller: excónsul “no tenía las agallas”

Canciller: excónsul “no tenía las agallas”

Enlace copiado
El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, rechazó los argumentos de renuncia del excónsul en Tenosique, Tabasco, México, José Luis Funes, quien denunció un presunto espionaje en su contra y que no se atendió con diligencia amenazas por su trabajo.

El canciller calificó como una “historia de la Guerra Fría” o de la serie cómica “Dick Tracy” lo declarado por Funes en una carta dirigida a Martínez y que hizo pública en los medios de comunicación. Según el ahora exfuncionario, un compatriota le confesó que la asistente administrativa de la agencia consular en Tenosique, Blanca Amaya Aguiluz, le encargó que espiara a su jefe.

“Me enteré básicamente por los medios, en segundo lugar, ustedes saben que la carrera diplomática y consular es una carrera dinámica, nadie está amarrado a ningún puesto”, manifestó el canciller.

Enseguida, atribuyó la renuncia a que Funes no se adaptó a las exigencias del cargo en una zona de tránsito de migrantes indocumentados, luego de fungir como primer secretario en la embajada de El Salvador en Roma, Italia.

“De lo que yo he podido indagar esta mañana no ha habido ningún procedimiento inusual. No ha habido ninguna situación novelesca como la que se plantea en la denuncia como una cosa de espías de la época de la Guerra Fría, de Dick Tracy. Lo que ha habido es una persona que no se sintió cómoda con la responsabilidad que estaba desempeñando”, expresó el canciller.

“Cuando lo trasladamos a él, lo trasladamos en la confianza de que era una persona que iba a dar el ancho en esa zona, que es una zona, sí, de mucho sacrificio para trabajar por nuestros connacionales. Esa no es una zona de ir a tomar un coctel, de ir a tomar un café, es una zona de trabajo arduo las 24 horas. Parece que nos equivocamos y parece que no tenía las agallas para mantenerse en esa responsabilidad”, disparó.

El canciller negó también que la asignación de plazas en zonas como Tenosique, Tabasco, se haga con el criterio de castigar a empleados con mal desempeño o que sean incómodos para los titulares, calificándolo de “mito”.

En una conversación con LA PRENSA GRÁFICA el jueves, el excónsul dijo que cuando fue trasladado de Roma a Tenosique encontró una oficina en mal estado, abandonada y sin relaciones con las instituciones mexicanas.

“Aun así me dediqué a trabajar y organizar una oficina que mantenían abandonada, desordenada; y que solamente, y no es una percepción solo mía, en lugar de cumplir una misión oficial humanitaria es utilizada como un lugar de castigo, esto cuando ya no quieren mantener a una persona en la institución y no tienen motivos ni justificaciones para despedirlo”, manifestó.

Funes dijo que está preparando una demanda por daños y perjuicios en contra de cancillería, ya que vulneraron sus derechos al no responder durante tres meses a la denuncia de espionaje y las amenazas en su contra.

Martínez, pese a lo que dijo de su exsubalterno, aceptó que está en su derecho de presentar una demanda.

Lee también

Comentarios