Lo más visto

Más de El Salvador

Candidatos a la CSJ, sin formación especializada en constitucionalismo

De los 85 abogados que buscan llegar a la Sala de lo Constitucional en la actualidad (70 en el CNJ y 15 ya electos por FEDAES), únicamente siete tienen estudios en Derecho Constitucional.
Enlace copiado
Candidatos a la CSJ, sin formación especializada en constitucionalismo

Candidatos a la CSJ, sin formación especializada en constitucionalismo

Enlace copiado

Competencia notoria es uno de los requisitos que establece la Constitución de la República para ser magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). ¿Qué entenderemos por competencia notoria? El Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), la institución que lidera el proceso de elección de candidatos a magistrados, interpretó esta consideración en su manual de selección y dejó por escrito una definición: “Dominio destacado del conjunto de actitudes, habilidades y conocimientos de la ciencia del Derecho en sus diversas disciplinas para su aplicación en la resolución de los casos concretos”.

Cinco magistrados finalizan su período en julio próximo: cuatro de la Sala de lo Constitucional y una magistrada de lo Civil. El CNJ es el ente encargado de canalizar a la Asamblea Legislativa una lista de 30 candidatos: 15 seleccionados en una elección que realizó en marzo la Federación de Asociaciones de Abogados de El Salvador (FEDAES) y 15 que debe elegir el pleno del CNJ de una lista actual de 70.

“El que solo Derecho sabe ni Derecho sabe. Debe entenderse que la ética está ligada al Derecho”.
José Argumedo, exmagistrado de la CSJ

De los 85 candidatos actuales (los 15 electos por la FEDAES y los 70 que están siendo evaluados por el CNJ), únicamente siete personas tienen un grado académico oficial que hace mención a la materia constitucional. Tres de ellos lo describen en sus hojas de vida como un “postgrado”, dos más señalan una maestría, otro apunta a un doctorado y un abogado acredita un diplomado en dicha materia.

De la lista de 85 aspirantes a magistrados, 45 (34 de CNJ y 11 de FEDAES) consignaron en sus hojas de vida que tienen un postgrado. Los 34 con postgrado que compiten en el CNJ se desglosan así: 9 con un doctorado, 6 con una maestría y un postgrado adicional; y 19 con maestrías.

La mayoría de los candidatos por la lista del CNJ que tiene algún postgrado refiere a especialidades otorgadas por universidades extranjeras, pues, de los 34 con grados superiores, 24 fueron acreditadas fuera del país. Respecto a estas especialidades existe una dispersión en cuanto a la materia de estudio, porque en la lista aparecen abogados con formación en derecho privado, administración de empresas, pedagogía y hasta un caso que acredita estudios en teología en una institución evangélica.

Mientras que en la lista de 15 candidatos de FEDAES la tendencia es contraria a la del CNJ, ya que 11 abogados acreditaron en sus hojas de vida tener algún postgrado: 10 de estos dicen tener un máster y solo una candidata de los 15 seleccionados tiene un doctorado.

“No siempre esos atestados formales determinan la capacidad académica de una persona ”.
Évelyn Farfán,  decana de la UES

El que solo sabe derecho ni derecho sabe

La decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de El Salvador (UES), Évelyn Farfán, expresó que la carencia de especialistas en materia constitucional en las listas rompe con lo ideal de un proceso de selección de integrantes de ese tribunal, pero que esto no debe entenderse en detrimento de los candidatos. “No siempre esos atestados formales determinan la capacidad académica de una persona”, apuntó la decana, quien mencionó que uno de los aspectos más importantes en el perfil de un magistrado de la Corte es un amplio conocimiento de la realidad salvadoreña, lo cual puede ser corroborado desde el recorrido profesional de los aspirantes.

José Enrique Argumedo, exmagistrado de la Corte y ahora docente de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en la materia de Derecho Procesal Constitucional y Derecho Constitucional Económico, señaló que el perfil de un aspirante a la Corte debe primordialmente ser un “enamorado del estudio”, lo que no implica que sea únicamente instruido en el tema de Derecho, sino que debe acompañarle “una sólida preparación tanto jurídica como de cultura general”.

“El que solo Derecho sabe ni Derecho sabe. Debe entenderse que la ética está ligada al Derecho, representando un peligro para la justicia no ponerle atención a la moralidad de los candidatos. En síntesis: independencia, sólida preparación intelectual, moralidad notoria”, expresó el exfuncionario a este medio al ser consultado sobre los perfiles que compiten.

7
 personas, entre los 70 precandidatos del CNJ y los 15 candidatos de la FEDAES, tienen una preparación especializada en materia constitucional.
40
 abogados entre los 70 precandidatos del CNJ y los 15 candidatos de la FEDAES cuentan solo con un pregrado. Algunos acreditan cursos o diplomados adicionales.

Lee también

Comentarios