Lo más visto

Más de El Salvador

Candidatos patronales del ISTA pierden elección sindical

Afiliados y directivos del sindicato denunciaron que la administración ejerció presión para que votaran por personas que son afines a ellos. Circularon un documento con los nombres de las propuestas.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez Elección. Más de 170 afiliados participaron en la elección de la junta directiva del sindicato del ISTA que estará vigente. La asamblea se hizo en medio del temor de que la administración “colara” en la directiva a personas afines a ella.

Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez Elección. Más de 170 afiliados participaron en la elección de la junta directiva del sindicato del ISTA que estará vigente. La asamblea se hizo en medio del temor de que la administración “colara” en la directiva a personas afines a ella.

Enlace copiado

Jefaturas del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) circularon un listado de nombres  y dijeron a los afiliados del sindicato que votaran por ellos, según denunciaron ayer los sindicalistas en la asamblea general que realizaron para elegir a las nuevas autoridades del gremio. 

El motivo, según los denunciantes, por el cual a varios afiliados se les coaccionó a apoyar las propuestas de la administración fue porque el próximo año el sindicato y el patronal del ISTA tendrán que revisar el contrato colectivo. 

Además, dijeron que la coacción comenzó a tomar fuerza después de las elecciones municipales y legislativas del pasado 4 de marzo, en las cuales el FMLN sufrió una derrota electoral. 

Pese al temor que había entre los más de 170 afiliados que asistieron a la asamblea general, la elección de las nuevas autoridades se llevó a cabo. 

En total iba a elegir a 11 miembros de la junta directiva, seis miembros de dos comisiones y a los delegados regionales, que en total son cinco.

Al filo de las 9 de la mañana se hizo el llamado a los asistentes a que se ubicaran para comenzar la reunión, se leyó primero una serie de actas de la sesión anterior y también sobre el estado de cuentas del sindicato. 

Enseguida, la secretaria general del período 2017-2018, Adriana Rocío Mauricio, hizo públicas las denuncias contra la administración. 

“Lastimosamente nos hemos dado cuenta de que existe manipulación por parte de la administración para que vengan a votar por una planilla. Respeto muchísimo el criterio de cada quien, pero da tristeza el hecho de que ocupen un sindicato para poner a su gente”, denunció Mauricio.

Agregó que lamentaba que la amplia concurrencia que había para la asamblea se debiera a la coacción que las jefaturas hicieron; sin embargo, dijo que era comprensible porque lo que los jefes decían era que si no iban a votar por quienes ellos estaban ordenando, iban a tener problemas en sus trabajos. 

Las opiniones de Mauricio fueron secundadas por otro directivo 2017-2018, el primer secretario de conflictos,  Ricardo Fuentes.
  
“Ha habido de la parte patronal injerencia en manipular esta asamblea diciéndoles que vengan a votar en contra de la actual junta directiva y que se elija una junta directiva que ya viene hasta ordenada en una planilla que ellos están manejando. Ya conocemos los nombres que venían ahí y están saliendo. La finalidad de eso es tener una junta directiva sindical que se doblegue ante la parte patronal y haga lo que la patronal diga que se haga”, denunció Fuentes.

 Ambos lo dijeron frente al público y la mayoría confirmó que la problemática era cierta pero que no iban a permitir que mediante la elección se lograran “colar” personas afines a la administración. 

Al final del proceso de elecciones en el que se fue decidiendo a las personas cargo por cargo y no se votó por una planilla en específico, únicamente dos nombres que figuraban en la nómina que circuló lograron quedar electos. 

Mauricio y Fuentes quedaron electos en los mismos cargos que tenían, es decir, en la secretaría general y  primera secretaría de conflictos, respectivamente.
 Los afiliados pidieron a los electos que continúen trabajando para mejorar sus condiciones como empleados y que no permitan que el partido de gobierno los use de cara a las elecciones presidenciales de 2019.

La revisión del contrato colectivo es el mayor desafío que señalaron tener para el próximo año, pues temen que se les quiten algunas de las prestaciones que han logrado a través de él.

Lee también

Comentarios